30 gennaio 2012 / 21:33 / tra 6 anni

ACTUALIZA2 - La UE intenta conciliar austeridad y crecimiento

* La cumbre aprueba el fondo de rescate, pacto de disciplina fiscal

* Sólo Reino Unido y República Checa se abstienen del nuevo pacto fiscal

* Sube la prima de riesgo de bonos sur de Europa, caen las acciones

(Actualiza con aprobación del fondo permanente, pacto fiscal aprobado)

Por Jan Strupczewski y Luke Baker

BRUSELAS, 30 ene (Reuters) - Los líderes europeos acordaron el lunes un nuevo fondo de rescate permanente para la eurozona y 25 de los 27 estados de la UE aprobaron un pacto inspirado por Alemania para imponer más disciplina fiscal, aunque tuvieron problemas para conciliar la austeridad con el crecimiento económico.

Oficialmente, la cumbre de medio día estaba centrada en las maneras de reavivar el crecimiento y generar empleo en momentos en que los gobiernos de Europa tienen que reducir el gasto público y elevar los impuestos para abordar sus montañas de deuda.

Pero las disputas sobre los límites a la austeridad y la aún irresoluta negociación para un canje de deuda griega con los acreedores privados aguaron los esfuerzos para enviar un mensaje de mayor optimismo de que Europa superará su crisis de deuda.

Los líderes europeos acordaron que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que tendrá una capacidad de préstamo de 500.000 millones de euros, entre en vigor en julio, un año antes de lo previsto, para respaldar a los estados muy endeudados. Pero Europa ya está presionada por EEUU, China y el Fondo Monetario Internacional, además de algunos de sus propios medios, para que aumente ese cortafuegos financiero.

La prima de riesgo de los bonos de los gobiernos del sur de Europa subía y las acciones regionales caían por preocupaciones sobre la falta de avance tangible en las negociaciones para el canje griego y el temor sobre el panorama económico europeo.

En un reflejo de estos temores, la economía española se contrajo en el último trimestre de 2011 por primera vez en dos años y se apresta a caer en una prolongada recesión.

A su, vez, Francia recortó a la mitad su previsión de crecimiento en 2012 a un mero 0,5 por ciento, en otra señal negativa para las aspiraciones del presidente, Nicolas Sarkozy, de ser reelegido en mayo.

El primer ministro galo François Fillon, dijo que la desaceleración no obligaría a hacer más recortes presupuestarios.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, que participa en su primera cumbre de la UE, dijo que claramente Madrid no va a cumplir su meta de crecimiento del 2,3 por ciento este año.

Esto ha planteado grandes dudas sobre si el país puede cumplir su promesa de reducir su déficit fiscal desde cerca del 8 por ciento del Producto Interior Bruto en 2011 a un 4,4 por ciento en 2012.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, insinuó que Bruselas podría suavizar el casi inalcanzable objetivo de déficit para España en 2012 después de actualizar las previsiones de crecimiento de la UE el 23 de febrero.

Italia, que avanza en reformas económicas bajo el mando del tecnócrata primer ministro Mario Monti, registró un fuerte descenso en sus costes de financiación en una subasta de bonos a cinco y 10 años el lunes, pese a una rebaja de dos escalones de su calificación crediticia por parte de Standard & Poor’s y Fitch este mes.

Pero la posibilidad de que Portugal se convierta en la nueva Grecia -que necesite un segundo rescate para evitar una caótica quiebra- tomó fuerza después de que los bancos elevaran el coste de asegurar los bonos soberanos contra el impago.

El lunes, el coste del pago anticipado requerido para adquirir 10 millones de euros de seguros sobre la deuda portuguesa alcanzó un récord histórico de 3,9 millones de euros.

-- Crisis zona euro en gráficos r.reuters.com/hyb65p --

PROHIBIR A KEYNES

Con Reino Unido y República Checa apartados a un lado, los otros 25 líderes europeos aprobaron un pacto fiscal para escribir normas de equilibrio presupuestario en sus leyes nacionales, según diplomáticos, pese a las dudas de los economistas sobre la sabiduría de restringir de forma tan severa el gasto deficitario.

“Convertir en ley una visión germana de cómo uno debe llevar una economía y que esencialmente convierte en ilegal las políticas keynesianas no es algo que haríamos”, dijo un responsable británico.

Pero los diplomáticos señalaron que no se han repetido los enfrentamientos entre el primer ministro británico, David Cameron, y le presidente francés, Nicolas Sarkozy, que se registraron cuando Cameron vetó los esfuerzos de enmendar el tratado de la UE para endurecer la disciplina en la zona euro.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schluz, dijo a los líderes que el nuevo pacto fiscal es innecesario y desequilibrado porque no combina el rigor presupuestario con la inversión en obras públicas para crear empleo.

La cumbre número 17 en dos años para tratar de resolver los problemas de deuda soberana de la UE se convocó para cambiar el discurso desde la políticamente impopular austeridad hacia el crecimiento.

Las negociaciones entre el Gobierno griego y sus acreedores privados para reestructurar 200.000 millones de euros en deuda tuvieron avances el fin de semana, pero no concluyeron antes de la cumbre.

Un responsable griego dijo que el primer ministro, Lucas Papademos, presentaría un breve informe en la cumbre sobre la situación y se reuniría en un aparte con la canciller alemana, Angela Merkel, aunque no se espera una decisión el lunes.

Hasta que no haya un acuerdo entre Grecia y los tenedores de bonos privados, los líderes de la UE no podrán aplicar un segundo programa de rescate de 130.000 millones de euros para Atenas, acordado originalmente en una cumbre de finales de octubre.

Alemania provocó un conflicto con Grecia al proponer que un comisario europeo tome el control de las finanzas públicas de Atenas para asegurarse de que cumple sus metas fiscales. El ministro de Finanzas heleno, Evangelos Venizelos, respondió que hacer que su país escoja entre la dignidad nacional y la asistencia financiera ignora las lecciones de la historia.

La idea germana logró un cauto respaldo de los primeros ministros de Holanda y Suecia, pero Merkel, suavizó la propuesta de colocar a Grecia bajo un administrador de la UE.

“Creo que estamos teniendo una discusión que no deberíamos. Se trata de cómo Europa puede respaldar a Grecia para que pueda cumplir, así que hay objetivos”, afirmó.

SÚPER CORTAFUEGOS

El MEDE o ESM, por sus sigla en inglés, tomará el relevo del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), un mecanismo temporal que hasta el momento ha sido utilizado para los rescates de Irlanda y Portugal. Pero se está acumulando la presión para combinar los recursos de ambos fondos y crear un súper cortafuegos de 750.000 millones de euros.

El FMI ha dicho que si Europa aporta más dinero propio convencerá a otros de que den más recursos al FMI, impulsando su capacidad para combatir la crisis y mejorando la sensación en el mercado.

Hasta ahora, Alemania se ha resistido a dar ese paso.

Merkel ha dicho que no discutirá el asunto del techo del MEDE/FEEF hasta la próxima cumbre de la UE, en marzo. Mientras tanto, los mercados financieros seguirán temiendo que no haya fondos de rescate disponibles para ayudar a países como Italia o España si tropiezan con más problemas de financiación de deuda.

“Desde luego hay señales de que Alemania está dispuesta a considerarlo y desde el lado alemán está más enfocado hacia marzo”, indicó un alto cargo de la eurozona.

En conflicto está la opinión pública alemana, cansada de rescatar a los menos prudentes de la eurozona en materia financiera.

Se esperaba que en el encuentro se anunciara que hasta 20.000 millones de euros de fondos no gastados de los presupuestos de la UE de 2007 a 2013 se reciclaran para crear empleo, especialmente entre los jóvenes, y que los líderes se comprometieran a liberar el préstamo bancario para la pequeña y mediana empresa.

Pero sin dinero público disponible para estímulo, los líderes se centraron principalmente en promover reformas estructurales tales como flexibilizar la regulación del mercado laboral, reducir la burocracia para las empresas y fomentar la innovación.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below