12 maggio 2009 / 15:32 / 9 anni fa

COLUMNA - Iberia y British deberían darse prisa: Alexander Smith

Alexander Smith es columnista de Reuters. Las opiniones que expresa son suyas

Por Alexander Smith

LONDRES, 12 may (Reuters) - Los acuerdos entre compañías españolas y anglosajonas transitan en los últimos tiempos caminos accidentados, y para comprenderlo basta con fijarse en la desastrosa absorción del operador aeroportuario BAA por parte de Ferrovial (FER.MC).

Sin embargo, esto no debería ralentizar el proceso en el que están inmersas British Airways BAY.L e Iberia IBLA.MC para cerrar una fusión que les ayude a detener las pérdidas.

Aunque Iberia aún está dando señales positivas de cara a la fusión --más allá de las sombrías previsiones que ha hecho para 2009 antes de decir que volverá a la rentabilidad en 2010--, en Madrid hubo rumores que apuntarían a que cualquier acuerdo sería pospuesto hasta, como mínimo, septiembre.

La incertidumbre financiera, la volatilidad de los mercados, y la lucha de poder por el control en el seno del máximo accionista de Iberia --Caja Madrid [CAJAM.UL]-- son citadas como razones para el aparente freno al proceso.

Desde que ambas aerolíneas anunciaron por primera vez que estaban en conversaciones, en julio pasado, ha tenido lugar un largo cortejo. Ahora es el momento de que den un empujón a la situación, si desean que el impacto de la ralentización económica no cause más daño a largo plazo a los negocios de ambas compañías.

Iberia prevé cerrar el año en números rojos, después de anunciar unas pérdidas operativas peores de las previstas de 147,3 millones de euros para el primer semestre del año.

El consejero delegado de British Airways (BA), Willie Walsh, dijo en marzo que las aerolíneas habían resuelto asuntos como el déficit de las pensiones de BA y la división de poder en el nuevo grupo, así como quién va a ocupar los puestos de presidente y consejero delegado.

Walsh dijo en ese momento que el principal punto a debatir era el nivel de control financiero que se le da a la compañía matriz que controlará las respectivas marcas y rutas.

Walsh y el presidente de Iberia, Fernando Conte, deberían resolver este asunto con urgencia si quieren poner a BA e Iberia en una posición más fuerte, con una red combinada mayor para beneficiarse de cualquier recuperación en la economía mundial.

Con unos ahorros de costes combinados estimados en 400 millones de libras (unos 446 millones de euros) a la vista en medio de una fuerte crisis económica, BA e Iberia deberían llevar sus planes a la realidad.

De otra manera, se arriesgan a ser poco más que un vuelo de fantasía.

NOTA: En el momento de publicar esta columna, Alexander Smith no posee inversiones directas en valores mencionados en este artículo. Puede ser dueño indirectamente como inversor en un fondo.

(Traducción de Feliciano Tisera)

Alex.smith@thomsonreuters.com; Phone +44 207 542 8983; RM: alex.smith@reuters.com@reuters.net

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below