15 novembre 2011 / 06:49 / tra 6 anni

RESUMEN-Monti discutirá "sacrificios" con partidos políticos

* El primer ministro italiano designado se reunirá con líderes de principales partidos

* Los mercados caen por temores sobre Grecia e Italia

* Un informe advierte de “señales de alarma” en Francia

Por James Mackenzie y Barry Moody

ROMA, 15 nov (Reuters) - El primer ministro designado de Italia, Mario Monti, se reunirá el martes con los líderes de los dos partidos más grandes del país para hablar sobre los “muchos sacrificios” necesarios para revertir la caída en la confianza de los mercados que ha agravado la crisis de deuda de la zona euro.

Los mercados bursátiles mundiales y el euro cayeron el lunes debido a las dudas sobre si Monti y el nuevo primer ministro de Grecia adoptarán las duras medidas necesarias, y un informe dijo que la situación de Francia - que tiene la máxima calificación de deuda, la triple A - debería “hacer sonar las alarmas de la zona euro”.

El nuevo primer ministro de Grecia, el tecnócrata Lucas Papademos, dijo en la noche del lunes que su país no tiene más opción que seguir dentro de la zona euro, afirmando ante los congresistas que las reformas son la única manera de mitigar las dolorosas medidas de austeridad que han profundizado su recesión.

Pero los conservadores, de cuyo apoyo depende, exigieron políticas pro crecimiento y rechazaron hablar sobre más medidas de austeridad, alimentando los temores de una suspensión de pagos de Grecia que obligaría a Atenas a abandonar al grupo de 17 países que adoptaron el euro, provocando una crisis en la zona de la moneda única.

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó el ánimo de crisis en una dura advertencia al decir que Europa podría estar viviendo su “momento más difícil desde la Segunda Guerra Mundial”. Ante los miembros de su partido, la CDU, afirmó que teme las consecuencias para Europa si fracasa la moneda única y prometió hacer cualquier cosa para evitar que eso ocurra.

ASEGURARSE RESPALDO

Monti intentará el martes asegurarse el respaldo suficiente de los divididos políticos italianos para permitir que su gabinete de expertos acelere las dolorosas reformas del sistema de pensiones, mercado laboral y regulación de negocios necesarias para hacer sostenibles las finanzas de Italia.

Roma debe refinanciar unos 200.000 millones de euros en bonos antes de fines de abril, un enorme desafío dado que el lunes se vio obligada a pagar un rendimiento récord de 6,3 por ciento para vender bonos a cinco años a los inversores.

La subasta y la entrega de cifras que muestran que la producción industrial cayó un 2 por ciento en la zona euro en septiembre, plantearon la posibilidad de una recesión y brindaron un sombrío marco a las consultas de Monti con los líderes de los partidos más pequeños.

“Monti habló sobre un programa significativo con muchos sacrificios”, dijo Francesco Nucara, diputado de uno de los muchos de grupos parlamentarios pequeños implicados en las negociaciones, después de reunirse con él.

Monti, un respetado ex comisario europeo, debe reunirse el martes con líderes de los dos mayores partidos de centroderecha y centroizquierda, sindicatos y representantes de grupos de mujeres y jóvenes.

El nuevo primer ministro italiano, quien se sometería a una moción de confianza el viernes, dijo en una conferencia de prensa que pretende servir en el cargo hasta las elecciones previstas en 2013, no sólo hasta que las reformas hayan sido aprobadas.

Las extensas reformas están consideradas cruciales si Italia quiere poner fin a años de lento crecimiento, recortar una enorme deuda equivalente al 120 por ciento de su Producto Interior Bruto y evitar el tipo de crisis que obligó a Grecia, Irlanda y Portugal a buscar rescates financieros.

POSIBILIDADES INCIERTAS

Con la supervivencia de la zona de 17 países con una moneda común actualmente en peligro, los gobiernos de la UE tienen hasta una cumbre del 9 de diciembre para idear las líneas generales de una estrategia más osada y convincente, con alguna forma de respaldo financiero masivo y visible.

Las posibilidades son inciertas, debido a que el Gobierno alemán, el Bundesbank y conservadores del Banco Central Europeo han bloqueado opciones políticas claves, como emitir bonos de deuda comunes de la zona euro, hacer mutua la tenencia de deuda de la zona euro, permitir que el BCE cree dinero para combatir la crisis o hacer que actúe como prestamista de última instancia, de manera directa o a través de un fondo de rescate de la zona euro.

La urgencia de resolver la persistente crisis fue subrayada por un informe del Consejo de Lisboa, que dijo que la incapacidad de Francia para realizar rápidos ajustes a su economía era una preocupación seria y debería recibir la atención de la zona euro.

“Entre los seis países de la zona euro con calificación AAA, Francia logra con diferencia el menor índice del estudio sobre revisión de salud de fundamentos”, dijo el grupo de expertos con sede en Bruselas en un reporte de 75 páginas llamado Euro Plus Monitor.

“Los resultados son demasiado mediocres para un país que quiere proteger su lugar entre los mejores (...) Las alarmas deberían estar sonando por Francia”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below