23 agosto 2011 / 17:08 / 6 anni fa

ACTUALIZA2-Un juez retira los cargos penales contra Strauss-Kahn

(añade información, reacciones, firma)

Por Joseph Ax y Daniel Trotta

NUEVA YORK, EEUU, 23 ago (Reuters) - Un juez de Nueva York decidió el martes retirar todos los cargos penales por agresión sexual contra el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn, dejándole libre de reconstruir su malograda carrera después de que los fiscales dijeran que su testigo carecía de credibilidad.

La decisión de abandonar el caso pone fin a tres meses de sórdidos titulares a ambos lados del Atlántico en torno a las acusaciones de una camarera de hotel que dijo a la policía que el director del FMI la había obligado a practicarle sexo oral el 14 de mayo.

Strauss-Kahn, al que muchos veían como al próximo presidente de Francia, fue sacado de un avión con destino a París y detenido. Dimitió días después del FMI, con sus planes políticos hechos añicos.

El político salió del tribunal sonriendo junto a su mujer, Anne Sinclair, y dijo en una declaración pública que su vida ha sido “una pesadilla”.

“Estoy deseando volver a mi país, pero tengo unos pequeños asuntos de los que ocuparme primero. Discutiré esto con más detenimiento (después)”, dijo a la prensa.

El juez del Tribunal Superior del estado de Nueva York Michael Obus había dejado en suspenso en un principio el sobreseimiento del caso debido a una apelación de última hora. Pero dos horas más tarde, un tribunal de apelaciones rechazó ese último intento.

La decisión sobre la apelación parecía dejar a Strauss-Kahn libre de volver a Francia.

Los fiscales de la oficina del Fiscal del Distrito de Manhattan contaron el lunes cómo perdieron la confianza en Diallo, una inmigrante guineana de 32 años que asegura que Strauss-Kahn la atacó desnudo en su habitación de un hotel de lujo.

Aunque su relato de la agresión permaneció inalterable, Diallo contó varias mentiras sobre su pasado y sobre lo que ocurrió inmediatamente después del incidente en la suite de 3.000 euros la noche en el Sofitel de Nueva York, según los fiscales.

Las pruebas físicas no pudieron dejar clara la falta de consentimiento, lo que dejaba el caso dependiendo sólo de la credibilidad de la denunciante. Ante los cambios en su testimonio y al emerger más mentiras de su pasado, los fiscales concluyeron en un documento de 25 páginas que “si no la creemos más allá de la duda razonable, no podemos pedir a un jurado que lo haga”.

PESADILLA

“Estos dos meses y medio pasados han sido una pesadilla para mí y mi familia”, dijo Strauss-Kahn en su declaración. “Quiero dar las gracias a todos los amigos en Francia y Estados Unidos que han creído en mi inocencia”.

El caso enfrentó a sus partidarios, que dijeron que era una víctima de un sistema judicial con exceso de celo y los que apoyaban a Diallo, que argumentaban que era un ejemplo de víctimas de agresiones sexuales a las que se no se les hace justicia.

Los abogados de Strauss-Kahn describieron la decisión del juez de retirar los cargos como “valiente” y dijeron que había habido una “precipitación colectiva a juzgar” por parte de las autoridades estadounidenses y los medios.

“Puedes quizá caer en un comportamiento inapropiado, pero eso es muy diferente de un delito. Y este caso se ha tratado como un delito cuando no lo era”, dijo frente al edificio del Tribunal el abogado del político galo Benjamin Brafam.

El abogado de Diallo Kenneth Thompson, por su parte, dijo a la prensa que la fiscalía habría seguido adelante con el caso si el acusado hubiera sido un conductor de autobús o un trabajador de la construcción y no alguien famoso”.

“El fiscal del distrito Vance ha abandonado a una mujer inocente (...) en un caso por violación, y al hacerlo ha abandonado también a otras mujeres que serán violadas en el futuro”, afirmó Thompson.

Hace tres meses, Strauss-Kahn era el principal diplomático financiero y confidente de presidentes que tenían que rescatar naciones agobiadas por las deudas. Su caída causó conmoción en todo el mundo. Sacado por la policía de un asiento de primera clase en un avión que iba a Francia, fue encerrado en una celda en la prisión de la cárcel de la isla de Rikers, en Nueva York, acusado de intento de violación.

Pero aún no está completamente libre. Queda pendiente una demanda civil presentada por Diallo, y además afronta otra investigación en Francia por una demanda de una escritora que le acusa de agresión durante una entrevista en París en 2003.

Los abogados de Diallo también van a llevar el caso a Francia, donde intentan establecer un patrón de abusos sexuales de Strauss-Kahn y han intentado ponerse en contacto con otras mujeres que podrían haber tenido encuentros similares.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below