Kosovo y Serbia logran un acuerdo fronterizo en plena polémica

sabato 6 agosto 2011 12:10
 

Por Branislav Krstic y Fatos Bytyci

RUDARE/PRISTINA, 6 ago (Reuters) - Kosovo y Serbia anunciaron el viernes un acuerdo temporal que intenta aliviar las tensiones en el norte de Kosovo y permitirá que la OTAN continúe custodiando dos puestos fronterizos después del reciente clima de violencia en la zona.

Sin embargo, grupos serbios del norte de Kosovo se negaron a aceptar una parte clave del acuerdo y poner fin a un bloqueo de las principales carreteras, en una disputa que se basa esencialmente en ver quién controla la zona.

"Seguiremos con las barricadas porque los alcaldes del norte de Kosovo nos obligan a respetar la opinión de la gente local", dijo el alcalde de Zvecan, Dragisa Milovic, una de las ciudades más grandes de la región.

"No queremos oponernos al Estado serbio, pero queremos respetar sus decisiones", dijo Milovic a varios cientos de personas que mantienen el bloqueo, desafiando las peticiones del jefe negociador de Serbia con Kosovo, que visitó las carreteras bloqueadas.

Kosovo declaró su independencia en 2008, pero los 60.000 serbios que viven en el norte del país aún consideran a Belgrado como su capital.

La violencia estalló la semana pasada después de que Kosovo, que se separó de Belgrado en 2008, intentó apoderarse de los puestos fronterizos, que habían sido integrados en su mayoría por serbios, para imponer una nueva prohibición de las importaciones procedentes de Serbia.

El acuerdo del viernes es un esfuerzo por aliviar las tensiones después de que un policía kosovar fuera asesinado a tiros la semana pasada y un puesto fronterizo terminara en llamas. La resolución, sin embargo, deja sin resolver las futuras conversaciones sobre el espinoso tema de quién y cómo se controlará la zona en el futuro.

El primer ministro de Kosovo, Hashim Thaci, dijo que el acuerdo del viernes es el logro más importante desde la declaración de independencia de su pequeña nación hace tres años.

Bajo el acuerdo, la misión de la OTAN en la zona, KFOR, continuará custodiando los dos puestos fronterizos y los civiles que entran y salen de Kosovo, señaló Thaci.

"Finalmente, Kosovo ha sido capaz de tomar el control de sus fronteras y toda la comunidad internacional tiene la garantía de esto", dijo Thaci en una sesión del Gobierno.