16 giugno 2011 / 20:04 / 6 anni fa

ACTUALIZA 2- El congresista Weiner dimite por un escándalo sexua

(añade citas)

NUEVA YORK, 16 jun (Reuters) - El representante estadounidense Anthony Weiner, atrapado en un humillante caso de envío de fotos lascivas suyas a mujeres a través de Internet, dimitió el jueves, poniendo fin a semanas de escándalo que ha desencadenado peticiones de renuncia tanto de sus compañeros demócratas como de los republicanos.

“Tenía la esperanza de ser capaz de continuar el trabajo para el que me habían elegido los ciudadanos de mi distrito - luchar por la clase media y por los que luchan por llegar a ella”, dijo Weiner a los periodistas en un centro para la tercera edad de Brooklyn, donde anunció por primera vez su intención de presentarse al Ayuntamiento de Nueva York hace 20 años.

“Desafortunadamente, la distracción que he creado lo ha hecho imposible, por lo que hoy anuncio mi dimisión del Congreso”, dijo mirando tranquilo en contraste con hace 10 días cuando con lágrimas en los ojos admitió escarceos en Internet.

En el pasado considerado como una promesa entre los demócratas y ampliamente señalado como posible candidato para la alcaldía de Nueva York, Weiner hizo su anuncio solo, con su esposa ausente, en una convocatoria muy mediática.

El que su ‘distracción’ se había convertido en algo grande se demostró en una multitudinaria rueda de prensa en la que fue interrumpido en varias ocasiones.

Weiner dijo acerca de su futuro: “Me metí en política para ayudar a dar voz a muchas personas que simplemente no podían. Ahora voy a buscar otras maneras de contribuir con mi talento”.

El demócrata por Nueva York es el tercer miembro del Congreso de EEUU en renunciar este año por un escándalo sexual.

La dimisión de Weiner es una notable caída en desgracia para un político que en 1992 se convirtió en el miembro más joven del ayuntamiento de Nueva York, con 27 años, y que ha sido un destacado portavoz liberal en la Cámara de Representantes estadounidense.

Weiner, de 46 años, lleva casado menos de un año con Huma Abedin, de 35 años, una colaboradora de la secretaria de Estado, Hillary Clinton. El ex presidente Bill Clinton ofició su boda el pasado julio.

Presionado por el presidente Barack Obama y los dos principales partidos políticos, Weiner, de 46 años, decidió finalmente renunciar después de haber insistido en quedarse en su puesto, anunciando que se sometería a terapia y se tomaría una “breve licencia” de la Cámara.

Irónicamente, para alguien que había utilizado con éxito las redes sociales como Twitter y Facebook para impulsar su carrera política, la caída de Weiner empezó cuando, accidentalmente, publicó a través de Twitter un primer plano de sus calzoncillos abultados.

El congresista negó durante más de una semana que hubiera enviado esa foto suya a una mujer en Seattle el 28 de mayo, alegando que su cuenta de Twitter había sido pirateada. Pero después admitió que había mentido y que había tenido intercambios sexuales con seis mujeres, algunos tras su boda.

Desde que saltó el escándalo han surgido más imágenes lascivas del legislador.

Tanto los republicanos como destacados demócratas exigieron su renuncia, diciendo que el escándalo era una distracción para el Capitolio.

Los demócratas temían que Weiner fuera un obstáculo en sus esfuerzos por recuperar la Cámara, en manos republicanas, en las elecciones del año próximo.

Obama aumentó la presión sobre Weiner el 14 de junio, cuando dijo a NBC News: “Ha avergonzado a su esposa y a su familia (...) Yo renunciaría”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below