La UE y el FMI inician una visita clave a Grecia en plena huelga

mercoledì 11 maggio 2011 07:50
 

Por Ingrid Melander y Renee Maltezou

ATENAS, 11 may (Reuters) - Altos cargos de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional realizan una inspección clave a Grecia desde el miércoles para presionar a Grecia para que haga más por ordenar sus finanzas, mientras miles de trabajadores abandonan sus trabajos para protestar contra las medidas de austeridad.

A un año del rescate de la UE y el FMI que salvó al país de la quiebra, Grecia está de nuevo en el punto de mira por las crecientes especulaciones de que deberá imponer pérdidas a los inversores privados de bonos.

Los responsables de la zona euro, incluida la canciller alemana, Angela Merkel, han dicho que la revisión de los progresos de Grecia es clave para determinar si puede recibir mejores términos para el actual rescate de 110.000 millones de euros, o si puede recibir alguna ayuda adicional para evitar la reestructuración de la deuda.

Una fuente de la zona euro en Bruselas dijo que Grecia necesitaba mostrar progresos creíbles en su tarea de cumplir los objetivos de consolidación fiscal y privatización de activos del estado antes de que pueda considerarse la concesión de fondos de emergencia.

"Necesitan demostrar a la UE y al FMI que pueden cumplir con el programa existente. Para demostrar eso, probablemente tienen que anunciar medidas adicionales", aseguró la fuente.

Los jefes de la misión de la UE y del FMI estarán en la ciudad durante casi una semana a partir del miércoles, después de que los expertos comenzaran una auditoría a comienzos de mayo, y expresaron que se enfocarán en el plan fiscal 2011-2015 y en los progresos para recaudar 50.000 millones de euros mediante privatizaciones para 2015.

La visita evaluará si la deuda griega es sostenible y si el país ha hecho suficientes progresos en las reformas fiscales para recibir la quinta parte de las ayudas, consistente en 12.000 millones de euros del rescate ya estipulado.

El Gobierno socialista recortó los salarios y pensiones y aumentó los impuestos, a pesar de reiteradas huelgas, para intentar cumplir con los objetivos impuestos por la UE y el FMI.   Continua...