January 19, 2011 / 2:03 PM / 7 years ago

El antidepresivo Lexapro reduce los sofocos, según un estudio

3 IN. DI LETTURA

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO, EEUU, 19 ene (Reuters) - El antidepresivo Lexapro redujo significativamente la cantidad y severidad de los sofocos en mujeres sanas menopáusicas, lo que abre una nueva forma de tratar ese estado sin recurrir a hormonas, indicaron investigadores estadounidenses.

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) es el único tratamiento aprobado contra los sofocos. Pero un gran estudio demostró en 2002 que aumentaba el riesgo de cáncer de mama y de ovario y de accidentes cerebrovasculares en las mujeres mayores, por lo que los médicos la recetan con moderación.

"Una de las razones para el estudio fue tratar de hallar algo más allá de la terapia hormonal", dijo Ellen Freeman, de la Escuela de Medicina de la University of Pennsylvania, cuyo estudio fue publicado en Journal of the American Medical Association.

Su equipo comparó el Lexapro de Forest Laboratories FRX.N, también conocido como escitalopram, con un placebo en 205 mujeres sanas que estaban teniendo unos 10 sofocos diarios.

Después de ocho semanas de tratamiento, las mujeres que tomaron Lexapro dijeron que tenían al menos la mitad de los sofocos y que eran menos molestos que al comienzo del estudio.

"Creemos que los datos ofrecen una opción para el tratamiento de los sofocos, en particular en las mujeres en riesgo frente al uso de la terapia hormonal", indicó Freeman.

Otros antidepresivos - como la paroxetina o Paxil de GlaxoSmithKline (GSK.L); la fluoxetina o Prozac de Pfizer (PFE.N); la venlafaxina o Effexor de Pfizer - también mostraron ser efectivos.

Los investigadores hallaron que el 55 por ciento de las mujeres que tomaban Lexapro registraban una reducción del 50 por ciento o más en sus sofocos, comparado con el 36 por ciento de las pacientes tratadas con placebo.

Aunque la diferencia entre ambos grupos fue modesta, es estadísticamente importante.

Tres semanas después de que las mujeres abandonaron el Lexapro, sus sofocos regresaron, mientras que hubo pocos cambios en aquellas tratadas con placebo.

Sherry Sherman, del Instituto Nacional de Envejecimiento de Estados Unidos, que financió el estudio dijo que el 75 por ciento de las mujeres menopáusicas sufren sofocos y que en el 45 por ciento son severos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below