ACTUALIZA - Muertos por inundaciones en Brasil suben a 388

giovedì 13 gennaio 2011 21:45
 

(Agrega visita de la presidenta, detalles, actualiza cifra de fallecidos)

Por Sergio Queiroz

TERESOPOLIS, Brasil, 13 ene (Reuters) - Los rescatistas luchaban el jueves por llegar a zonas aisladas por inundaciones y deslizamientos de tierra que han acabado con la vida de al menos 388 personas en uno de los peores desastres naturales de Brasil desde hace décadas.

Torrentes de lodo y agua consecuencia de las fuertes lluvias dejaron una huella de destrucción a través de la montañosa región Serrana, cerca de la ciudad de Río de Janeiro, echando abajo casas, cortando carreteras y soterrando a familias enteras mientras dormían.

"Es como si un terremoto hubiera sacudido algunas áreas", dijo Jorge Mario, alcalde del área municipal de Teresópolis, donde fallecieron al menos 158 personas.

"Hay tres o cuatro barrios que fueron totalmente destruidos en áreas rurales. Difícilmente hay alguna casa en pie ahí y están destruidos todos los puentes y carreteras", agregó.

Los deslaves arrasaron las casas de ricos y pobres en y alrededor de Teresópolis y otras ciudades, pero la parte más dura del desastre se la llevaron los habitantes rurales más pobres, en viviendas construidas en áreas de riesgo y sin una autorización de planificación formal.

Imágenes de televisión mostraron a los servicios de rescate tratando desesperadamente de sacar a las personas de las aguas que inundaban la zona. Una mujer sujetaba a un perro encima de las ruinas de su casa mientras el agua derribaba con fuerza los muros remanentes. La mujer tomó una soga lanzada por unas personas desde un edificio cercano y de ese modo fue recuperada a salvo, aunque tuvo que soltar al perro para poder salvarse ella.

Los rescatistas cavan desesperadamente en las ruinas de casas en búsqueda de supervivientes, encontrando a menudo sólo cuerpos sin vida. Un rescate exitoso tuvo lugar cuando un bebé de seis meses fue encontrado con vida en los escombros de una casa, provocando gritos de júbilo entre los vecinos.   Continua...