Berlusconi no dimitirá antes de la moción de censura - asesor

giovedì 9 dicembre 2010 19:11
 

Por Silvia Aloisi

ROMA, 9 dic (Reuters) - El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, no dimitirá antes de la votación de la moción de censura a la que se someterá, como quieren sus rivales, dijo el jueves un asesor, descartando informaciones que señalaban que había negociaciones entre bambalinas entre los dos bandos.

Berlusconi se enfrenta a una moción de censura el 14 de diciembre que podría hacer naufragar su gobierno si la pierde, y posiblemente desembocar en unas elecciones anticipadas en primavera.

El primer ministro, de 74 años, un millonario empresario de los medios, ya no dispone de una mayoría absoluta en el parlamento desde que Gianfranco Fini, presidente de la Cámara Baja y cofundador de su partido el Pueblo de la Libertad, rompiese con él por una serie de escándalos.

Fini y sus seguidores dicen que Berlusconi debe dimitir o votarán con la oposición en su contra el próximo jueves y forzarán su dimisión.

Berlusconi, que ha estado ocupado intentando llevarse a su terreno a diputados de la oposición, dice que confía en poder salir airoso de la moción de censura y del engaño de Fini.

A falta de cinco días para la crucial votación, el equilibrio de poder en el parlamento está lejos de aclararse, y las maniobras políticas entre los dos bandos ensombrecen aún más el cuadro.

Los mercados financieros, utilizados para crear inestabilidad política en la fuertemente endeudada tercera economía de la zona euro, han sido hasta ahora en gran medida insensibles a las últimas turbulencias.

En lo que se consideraba como una concesión a Berlusconi, el segundo de Fini, Italo Bocchino, dijo el miércoles que si el primer ministro aceptaba dimitir antes del 14 de diciembre, Fini apoyaría su reelección al frente de un nuevo gobierno "dentro de las 72 horas" siguientes.

Un portavoz de Berlusconi dijo, sin embargo, que el primer ministro no tenía intención de satisfacer las demandas de Fini, y fue sarcástico sobre las informaciones de presuntas negociaciones secretas entre los dos bandos para encontrar una salida al callejón sin salida en que se encuentran.

"Lo que es seguro es que no habrá dimisión", dijo Paolo Bonaiuti.