India amplía investigación de corrupción en telecomunicaciones

giovedì 9 dicembre 2010 18:14
 

Por Devidutta Tripathy y C.J. Kuncheria

NUEVA DELHI, 9 dic (Reuters) - India amplió el jueves una investigación sobre el mayor caso de corrupción del país para incluir unas decisiones tomadas durante el mandato del principal partido opositor, en una medida que podría debilitar una campaña en contra del Gobierno.

La investigación acerca de las licencias de telecomunicaciones otorgadas en 2008, que según el auditor estatal hicieron perder a India 39.000 millones de dólares en potenciales ingresos, ahora examinará los procedimientos utilizados cuando la oposición estaba en el poder.

El opositor Partido Bharatiya Janata (PBJ) ha forzado la paralización del Parlamento, demandando que el Gobierno del Partido del Congreso lance una investigación parlamentaria sobre el caso, el más importante en una serie de escándalos de corrupción que han emergido en los últimos meses.

La decisión del ministro de Telecomunicaciones, Kapil Sibal, de pedirle a un juez retirado que analice el caso a partir de 2001, incluyendo las medidas del PBJ durante su mandato hasta 2004, podría poner al partido a la defensiva y despejar los temores de que la paralización política se extienda hasta la sesión del Parlamento en febrero.

Andimuthu Raja, que renunció como ministro de Telecomunicaciones en noviembre después del informe y cuyas casas han sido registradas, se había defendido diciendo que cumplió con normas pasadas y que la Corte Suprema había pedido a la policía que trabaja en el caso que se remontara hasta 2001.

El Gobierno del primer ministro Manmohan Singh ha intentado contener el daño provocado por los escándalos de corrupción, que incluyen las peticiones de sobornos a cambio de préstamos que involucraron a bancos administrados por el Estado e importantes compañías privadas y las irregularidades en los Juegos de la Commonwealth.

Los casos han manchado la imagen de India como un destino de inversiones y el estancamiento en el Parlamento ha demorado la aprobación de reformas claves, como una esperada ley para aliviar la adquisición de tierras para la industria.

Los inversores han minimizado los problemas de corrupción como parte del riesgo de hacer negocios en los mercados emergentes. Pero siguen cautelosos ante cualquier cambio regulatorio que pueda afectar las actuales inversiones externas, por ejemplo en las firmas de telecomunicaciones que están siendo investigadas.

El jueves, el magnate indio Ratan Tata pareció ofrecer algo de apoyo al Gobierno, citando "repentinos cambios" en la política de telecomunicaciones durante el Gobierno del PBJ y definiendo como "hipotética" la estimación de pérdidas del auditor.