Google presenta una plataforma contra la deforestación

giovedì 2 dicembre 2010 18:54
 

Por Timothy Gardner

CANCUN, México, 2 dic (Reuters) - Google (GOOG.O: Quotazione) presentó el jueves una tecnología que ayudará a crear consorcios entre los países ricos y pobres en proyectos diseñados para proteger los bosques tropicales de todo el mundo.

Medir el éxito de los planes de protección forestal en lugares como el Amazonas, Indonesia y Congo siempre ha resultado difícil debido a las enfermedades de los árboles, la corrupción y talas ilegales que amenazan a vastas áreas que los científicos no pueden controlar ni por tierra ni por mar.

El futuro de los proyectos es de gran importancia para la reunión mundial sobre el clima que está teniendo lugar en Cancún durante dos semanas y que finalizará el 10 de diciembre, dado que la destrucción de los bosques es responsable de hasta un 17 por ciento de las emisiones de gas de efecto invernadero generadas por el hombre.

La plataforma, denominada Google Earth Engine, recoge una enorme cantidad de imágenes de bosques desde satélites de Francia y Estados Unidos, y posteriormente las procesa en centros de datos compartidos mediante "computación en nube".

Esto permite a los científicos vigilar los bosques desde sus propios ordenadores en minutos o segundos en lugar de tardar horas o días, como anteriormente.

Google también quiere vender con el tiempo el acceso a aspectos avanzados de la herramienta a comerciantes de carbono, legisladores e investigadores que trabajan en ingeniería forestal.

Los acuerdos mundiales entre los países para proteger los bosques se han visto ralentizados por la falta de transparencia y por el fracaso de Estados Unidos a la hora de aprobar una ley sobre el clima que habría impulsado el mercado global de las emisiones de carbono.

Sin embargo, los negociadores de la cumbre sobre el clima creen que puede haber progresos en un plan mundial llamado reducción de emisiones procedentes de la deforestación y la degradación (REDD), en el cual los países ricos financiarían a los países en desarrollo o pobres como Brasil, Indonesia y varios países en África como Ruanda, que conserven y rehabiliten sus bosques.   Continua...