17 novembre 2010 / 10:46 / tra 7 anni

La última de Harry Potter será "como una película de guerra"

Por Mike Collett-White

LONDRES, 17 nov (Reuters) - Si “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 1” parece menos vertiginosa que muchos grandes estrenos de género fantástico, seguramente se trata de la calma antes de la tormenta.

El reparto y equipo de la exitosa saga cinematográfica ha descrito a “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2” - la octava y última parte de la serie sobre el joven mago y que se estrenará en julio - como una película de guerra. Y a diferencia de su primera parte, saldrá también en 3D.

El actor británico Daniel Radcliffe, quien interpreta al joven mago, aseguró que Harry Potter 7 era muy “sosegada” comparada a cómo sería la próxima.

“En la próxima película, dado que ya se sabe la trama, se puede disfrutar de la locura de toda la acción (...) va a ser realmente muy rápida, llena de acción y será como una película de guerra”, explicó el actor de 21 años a Reuters en una entrevista.

Rupert Grint, quien interpreta a Ron, el mejor amigo de Harry, agregó: “En algunas escenas salen camas de hospital y montones de cuerpos por todos lados, es realmente un nuevo nivel para una película de Harry Potter. Va a ser épica”, explicó.

El estudio de Hollywood Warner Bros. decidió dividir el séptimo y último libro de Potter, de la autora J.K. Rowling, en dos partes.

La primera parte, que será estrenada el viernes - aunque críticos y prensa ya la han visto - sigue a Harry, Ron y a Hermione en su misión para encontrar y destruir los Horrorcruxes, claves para la inmortalidad del malvado Lord Voldemort.

Si bien hay mucha acción en la primera parte, los actores dijeron que tuvieron más tiempo para explorar sus personajes.

“Si hubiéramos hecho este libro en una sola película, todo lo que se hubiera cortado sería la mayor parte de esta primera película”, comentó Radcliffe.

“Para mí eso es lo más interesante de la historia, porque es donde los personajes se desarrollan y cambian. (...) Es como una ‘road movie’ que se transforma en una película de un atraco que se transforma en una película de guerra”, agregó el actor.

Pero añadió que a pesar de todo el “desarrollo silencioso y lento” de la primer parte, fue “con mucha diferencia la más caótica para trabajar”.

“Fue una locura. Todos sentíamos la presión en esta película para hacer de ella la mejor, porque es la última. De repente, alguien se despertaba una mañana pensando ‘oh no estoy seguro cómo es mi personaje en esta escena’ o el guionista tenía una idea por lo que recibíamos un cambio el día antes de rodar”, contó Radcliffe.

“Era un movimiento constante y se vivía una sensación de menos calma que en las otras”, añadió.

Ahora que el rodaje ha concluido, los jóvenes actores que crecieron en los escenarios de Harry Potter y que, como consecuencia de ello se convirtieron en estrellas codiciadas y millonarios, tienen finalmente tiempo para reflexionar.

Grint, Radcliffe y la estrella Emma Watson han dicho que desean seguir actuando, pese a que esta última estudia en la Universidad de Brown en Estados Unidos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below