October 28, 2010 / 2:29 PM / 7 years ago

El cambio del Tratado de Lisboa marca la cumbre de la UE

5 IN. DI LETTURA

Por Luke Baker

BRUSELAS, 28 oct (Reuters) - Alemania y Francia, los pesos pesados de la Unión Europea, buscaban el jueves convencer al resto de la UE para que se cambie el principal tratado del bloque de cara a ayudar a impedir futuras crisis financieras.

El plan francoalemán, que pide enmendar el Tratado de Lisboa para crear un sistema permanente para gestionar problemas de deuda como el vivido en Grecia, podría llevar a un airado debate en una cumbre de dos días en Bruselas, pero hay muestras de que está ganando apoyos.

Se espera que la cumbre finalice con una nueva serie de normas presupuestarias, incluidas mayores sanciones para los estados que no contengan sus déficits y niveles de deuda.

Sin embargo, la negociación se centrará en el cambio del tratado, algo con lo que muchos países se muestran cautos por las preocupaciones respecto al potencial fracaso político de enmendar un texto que llevó ocho años negociar y que se convirtió en ley hace apenas 10 meses.

En una muestra de que podría estar creciendo la idea de modificar el tratado, el primer ministro finlandés, Mari Kiviniemi, emitió un comunicado respaldando la iniciativa. Finlandia había sugerido esta semana que se oponía.

"La zona del euro necesita un mecanismo de crisis permanente y creíble, para asegurar la estabilidad económica de la zona euro en su conjunto", dijo. "Si este nuevo sistema obliga a cambiar el tratado, entonces se debería hacer".

Grecia dijo también que respaldaría una modificación limitada y el ministro de Asuntos Exteriores francés, Pierre Lellouche, dijo en Berlín que los países estaban simpatizando con la posición francoalemana, que calificó de un regalo para Europa.

"Existe un sentimiento de que el realismo triunfará al final del día", dijo a los periodistas, aunque añadió que era probable que haya algo de "dramatización" en la cumbre y reconoció que el acuerdo no se alcanzará el jueves.

José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, dijo que las peticiones de Alemania de incluso llegar a suspender el derecho de voto de los países que no consigan controlar sus presupuestos eran "inaceptables". Esas demandas podrían retirarse.

Sin embargo, tras una semana de debate que ha enfrentado a Alemania y a la Comisión, Barroso dijo que podría abordarse la discusión del cambio del texto si era necesario para mejorar la capacidad de la UE para responder a crisis económicas y financieras.

La Idea Gusta, Pero Ha De Convencer

Cualquier muestra de que la UE está mermando sus esfuerzos para reforzar la disciplina presupuestaria podría desestabilizar los mercados, que quieren seguridad y están preocupados por los problemas de deuda en los países de la eurozona, como Portugal, Irlanda y Grecia.

Alemania quiere modificaciones limitadas para asegurar que existe un sistema permanente destinado a la resolución de conflictos en los países que usan el euro. Ha amenazado con bloquear las reformas presupuestarias si no se llega a un acuerdo.

Muchos de los 27 miembros de la UE ven lógica la propuesta alemana y podrían apoyarla en principio, pero necesitan convencerse de que es necesario cambiar el tratado para establecer ese mecanismo, y quieren que cualquier enmienda pactada está definida claramente.

Cualquier cambio en el tratado de la UE debe ser aprobado por unanimidad y ratificado por todos los países miembros, bien en un voto del Parlamento o a través de un referéndum. El Parlamento Europeo también debe estar de acuerdo.

La canciller alemana, Angela Merkel, espera que otros líderes de la UE se convenzan de la necesidad de hacer pequeños ajustes. Quiere que la cumbre dé a Herman Van Rompuy, presidente del Consejo de Europa, un mandato claro para explorar cómo podría llevarse a cabo el proceso.

En un acuerdo firmado el 18 de octubre en la localidad gala de Deauville, Francia y Alemania dijeron que querían tener propuestas concretas sobre la mesa antes de la cumbre de la UE del próximo marzo.

La idea de Alemania es tener los cambios en vigor antes de 2013, cuando expira el mecanismo temporal de la UE para manejar la crisis de deuda de la eurozona, valorado en 440.000 millones de euros.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below