Sony Ericsson ve rebote en cuarto trimestre tras ventas débiles

venerdì 15 ottobre 2010 16:47
 

Por Simon Johnson y Tarmo Virki

ESTOCOLMO/HELSINKI, 15 oct (Reuters) - El fabricante de teléfonos móviles Sony Ericsson dijo el viernes que los volúmenes de ventas deberían rebotar a medida que la Navidad se acerca, tras culpar a un déficit de componentes de un descenso de los envíos y de las ganancias en el tercer trimestre.

La firma, propiedad de Ericsson (ERICb.ST: Quotazione) y Sony (6758.T: Quotazione), depositó las expectativas de un crecimiento de sus ganancias en el mercado de los teléfonos inteligentes, pero se encuentra batallando duramente con Nokia, NOK1V.HE el mayor jugador de la plaza, y con Apple (AAPL.O: Quotazione), el más rentable.

Sony Ericsson ha reducido y actualizado su cartera con teléfonos como los Xperia X10, Vivaz, X10 mini y X10 mini pro, que ofrecen funciones como las de un ordenador, lo que la ha ayudado a volver a generar ganancias tras siete trimestres de pérdidas.

Sin embargo, las ventas del tercer trimestre se vieron golpeadas por un déficit de componentes.

Las ventas fueron estables en la comparación interanual, pero cayeron a 1.600 millones de euros desde los 1.760 millones de euros del trimestre anterior y se ubicaron por debajo de los 1.800 millones de euros estimados por los analistas en un sondeo.

"Hubo algunos déficits de pantallas LCD y de circuitos en el mercado. No diría que hubo una caída de la demanda", dijo el presidente ejecutivo de Sony Ericsson, Bert Nordberg.

Nordberg agregó: "Espero mayores volúmenes en el cuarto trimestre, un rebote".

Sony Ericsson vendió 10,4 millones de teléfonos móviles en el tercer trimestre, un nivel inferior a las estimaciones de los analistas en un sondeo de Reuters, que oscilaron entre 10,5 millones y 13,9 millones.

Las ganancias antes de impuestos de la firma fueron de 62 millones de euros, frente a una pérdida de 199 millones de euros un año atrás y a una ganancia de 72 millones de euros en un sondeo de Reuters.

"Es claramente menos que lo esperado (...) y se debe principalmente a menores volúmenes" de ventas, dijo Per Lindtorp, analista de Eric Penser.