Capello se salva en Inglaterra, pero la paciencia se agota

giovedì 12 agosto 2010 20:52
 

Por Martyn Herman

LONDRES, 12 ago (Reuters) - Dos goles sublimes de Steven Gerrard silenciaron los abucheos en el estadio de Wembley el miércoles y evitaron otra humillación para el entrenador de la selección de fútbol inglesa, Fabio Capello, pero se mantiene la impresión de que el italiano ya no es intocable.

Antes del Mundial en junio, Capello estaba muy bien considerado, pero ahora está en peligro de convertirse en el hazmerreír del país.

Aunque la actuación de varios jugadores jóvenes y el juego inspirador de Gerrard en la victoria por 2-1 sobre un limitado equipo húngaro levantaron el ánimo después de la temprana eliminación de Inglaterra del Mundial, había una notable falta de buena voluntad hacia el entrenador.

En el espacio de unos meses el experimentado italiano ha pasado de un contratiempo a otro, perdiendo el aura de autoridad que alguna vez ejerció sobre los jugadores y los tenaces periodistas británicos.

Su anuncio informal del miércoles de que David Beckham ya no era apto para la selección inglesa provocó fuertes críticas de los medios.

No fue tanto por la lógica de su decisión sino por el hecho de que el ex capitán, uno de los jugadores con más convocatorias de Inglaterra, no había sido contactado antes de que la entrevista grabada se emitiera.

Su trato superficial a Beckham fue el error más reciente de Capello, cuyo rudimentario conocimiento del idioma inglés a menudo confunde a los periodistas.

Cuando convocó a su equipo para el amistoso de Hungría incluyó al portero Paul Robinson y al defensa Wes Brown, quienes inmediatamente se retiraron del fútbol internacional.   Continua...