12 agosto 2010 / 18:53 / 7 anni fa

Capello se salva en Inglaterra, pero la paciencia se agota

Por Martyn Herman

LONDRES, 12 ago (Reuters) - Dos goles sublimes de Steven Gerrard silenciaron los abucheos en el estadio de Wembley el miércoles y evitaron otra humillación para el entrenador de la selección de fútbol inglesa, Fabio Capello, pero se mantiene la impresión de que el italiano ya no es intocable.

Antes del Mundial en junio, Capello estaba muy bien considerado, pero ahora está en peligro de convertirse en el hazmerreír del país.

Aunque la actuación de varios jugadores jóvenes y el juego inspirador de Gerrard en la victoria por 2-1 sobre un limitado equipo húngaro levantaron el ánimo después de la temprana eliminación de Inglaterra del Mundial, había una notable falta de buena voluntad hacia el entrenador.

En el espacio de unos meses el experimentado italiano ha pasado de un contratiempo a otro, perdiendo el aura de autoridad que alguna vez ejerció sobre los jugadores y los tenaces periodistas británicos.

Su anuncio informal del miércoles de que David Beckham ya no era apto para la selección inglesa provocó fuertes críticas de los medios.

No fue tanto por la lógica de su decisión sino por el hecho de que el ex capitán, uno de los jugadores con más convocatorias de Inglaterra, no había sido contactado antes de que la entrevista grabada se emitiera.

Su trato superficial a Beckham fue el error más reciente de Capello, cuyo rudimentario conocimiento del idioma inglés a menudo confunde a los periodistas.

Cuando convocó a su equipo para el amistoso de Hungría incluyó al portero Paul Robinson y al defensa Wes Brown, quienes inmediatamente se retiraron del fútbol internacional.

Con David James y Robert Green, sus elecciones para el Mundial, ya omitidos, Capello debió sacar a dos porteros poco conocidos de la oscuridad.

En cierta forma, Capello no puede ganar.

Ya siendo seleccionador de Inglaterra se le acusó de tener una conducta airada en el área técnica y tratar a los jugadores como niños. Su falta de interacción con la plantilla fue señalada por algunos como la causa del miedo que afectó a algunos de los mejores jugadores del equipo en Sudáfrica.

El miércoles, Capello puso en el campo a algunos futbolistas nuevos e incluso cambió su sistema 4-4-2 para lograr un juego más fluido, pero se sentó inexpresivamente durante la mayor parte de los 90 minutos de juego.

El miércoles hubo destellos de recuperación, mientras Capello comenzaba la tarea de preparar a Inglaterra para el proceso de clasificación para la Eurocopa 2012 aunque ya no goza del apoyo de los medios.

Inglaterra se enfrentará a Bulgaria en su primer partido de clasificación para la Eurocopa 2012 el 3 de septiembre en Wembley. Para esa fecha Capello no podrá permitirse ningún error más, ni dentro ni fuera del campo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below