La líder interina kirguisa promete evitar la guerra civil

venerdì 9 aprile 2010 19:17
 

BISKEK, 9 abr (Reuters) - La nueva líder de Kirguistán dijo el viernes que tenía el control sobre las fuerzas armadas y haría todo lo que está en su mano para impedir una guerra civil en un país que alberga bases aéreas de Estados Unidos y Rusia.

Roza Otunbayeva, que encabeza un gobierno provisional que hasta el momento sólo ha sido reconocido por Rusia, ofreció al presidente Kurmanbek Bakiyev un salvoconducto para salir del país tras acusar a sus partidarios de atizar la respuesta violenta a una insurrección que lo derrocó.

"Tenemos suficientes recursos y capacidades y todo el apoyo del pueblo que necesitamos", declaró Otunbayeva. "Todas las fuerzas están bajo su control".

"Haremos todo lo posible para evitar una guerra civil".

Otunbayeva lideró la oposición a Bakiyev en el levantamiento del miércoles, que ha aproximado más a Moscú a la ex república soviética y ha planteado dudas sobre el futuro de la base aérea de EEUU en Manas, vital en las operaciones de OTAN en Afganistán.

"Bakiyev tiene la oportunidad de salir del país", declaró Otunbayeva a periodistas. "Garantizaremos su seguridad, sólo su seguridad personal, si dimite"

La base aérea de Manas retomó las operaciones normales el viernes, informó un portavoz de la base, tras cancelar los vuelos nocturnos por la violencia en la cercana capital, Biskek.

No obstante, el personal de la base no tiene permitido abandonar las instalaciones desde que comenzaron los disturbios, agregó un portavoz del Mando Central del Ejército norteamericano en Washington.

Responsables del Pentágono dicen que Manas es vital en la guerra contra los talibanes, ya que permite vuelos las 24 horas a Afganistán. Sólo el mes pasado por allí pasaron 50.000 soldados. No obstante, el nuevo gobierno kirguís ha dicho que podría reducir el tiempo de alquiler de la base.   Continua...