EEUU reanudará la asistencia económica a Honduras

venerdì 29 gennaio 2010 23:04
 

TEGUCIGALPA, 29 ene (Reuters) - Estados Unidos reanudará la ayuda económica a Honduras, suspendida tras un golpe de Estado hace siete meses que dejó sin asistencia internacional a la empobrecida nación, dijo el viernes el embajador en Tegucigalpa.

El hacendado conservador Porfirio Lobo asumió el miércoles como nuevo presidente de Honduras, que sufre por el corte de la ayuda internacional en protesta por el golpe contra Manuel Zelaya en junio, por la parálisis en la actividad que generó ese conflicto político y por los coletazos de la crisis mundial.

"No es justo el aislamiento de Honduras. Nosotros estamos empezando ya a estudiar en Washington el procedimiento para reanudar nuestra asistencia económica", dijo en rueda de prensa junto a Lobo el embajador estadounidense Hugo Llorens.

Washington había suspendido la mayor parte de su ayuda anual de 100 millones de dólares a Honduras, uno de los países más pobres de América, y sólo mantuvo fondos para ayuda humanitaria como medida de presión para que el Gobierno de facto restituyera a Zelaya.

El nuevo ministro de Finanzas, William Chong Wong, dijo el jueves que Honduras requiere del reconocimiento de las naciones que dieron la espalda al Gobierno de facto tras el golpe de Estado para que se pueda reanudar la vital ayuda económica de los organismos financieros internacionales.

Pero la gran mayoría de los países del mundo no reconoce al Gobierno de Lobo porque las elecciones en las que ganó fueron organizadas por el Gobierno de facto que sucedió a Zelaya.

El nuevo Gobierno de Honduras está considerando la adopción de un plan de emergencia para afrontar el sombrío panorama de la economía, dijo un portavoz oficial a Reuters.

La economía de Honduras se contrajo un 2 por ciento en el 2009, una caída mayor incluso que cuando el huracán Mitch ocasionó en 1999 una devastación estimada en 5.000 millones de dólares.

Lobo dijo en la rueda de prensa que la próxima semana quedará conformada una comisión de la verdad que investigará los hechos previos y posteriores al golpe de Estado del 28 de junio.

Estados Unidos ha presionado al Gobierno de Honduras para que se cumplan todos los puntos de un acuerdo firmado en octubre entre negociadores de Zelaya y el Gobierno de facto dirigido a poner fin a la crisis política y que incluía la creación de la comisión de la verdad.

Ese acuerdo, denominado Tegucigalpa-San José y alentado por Estados Unidos, fue desconocido después por Zelaya.