El Ejército entrega el control de Ciudad Juárez a la Policía

sabato 16 gennaio 2010 12:15
 

Por Julián Cardona

CIUDAD JUAREZ, México, 16 ene (Reuters) - El Ejército de México, blanco de acusaciones de abusos a los derechos humanos, entregará a la policía federal el control de la ciudad más golpeada por la violencia del narcotráfico en el país, Ciudad Juárez, pese a que los asesinatos han aumentado, dijo el viernes la policía.

México está enviando al lugar 2.000 policías de elite en un intento por frenar el reciente repunte en los asesinatos en la fronteriza Ciudad Juárez, que reemplazarán a los soldados que militarizaron la zona a principios del año pasado, y que no lograron reducir la violencia.

"La coordinación general de esta operación se hará a través de la policía federal", dijo el comisario de la policía federal de México, Facundo Rosas, en una conferencia de prensa en Ciudad Juárez.

Unos 2.500 policías federales, equipados con armas automáticas, chalecos y cascos a prueba de balas, encabezarán las tareas de seguridad en la ciudad mientras llegan refuerzos en los próximos días.

El general José de Jesús Espita, el militar de mayor rango en Ciudad Juárez, dijo a Reuters que los 6.000 soldados que se encuentran en la ciudad no se retirarán de inmediato y continuarán apoyando a la policía.

El relevo en el control de la vigilancia es un intento del presidente Felipe Calderón de refrescar su cruzada contra los narcos en Ciudad Juárez, el frente más violento de la guerra de las drogas y donde 2.650 personas murieron el año pasado.

En lo que va de este año, los asesinatos subieron a 16 por día. Los residentes acusan al Ejército de causar el aumento en los tiroteos diarios, las desapariciones y decapitaciones, que han venido aumentando tras un descenso temporal después de la llegada de las tropas.

Muchos residentes han realizado manifestaciones pidiendo la retirada del Ejército. Grupos defensores de derechos humanos, incluyendo a Amnistía Internacional, dicen que civiles inocentes están siendo blanco de los operativos militares, quienes además cometen excesos para conseguir la confesión de sospechosos.   Continua...