18 novembre 2009 / 07:19 / tra 8 anni

Obama se reúne con Wen en el día final de su visita a China

Por Caren Bohan y Patricia Zengerle

PEKIN, 18 nov (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, siguió cortejando a China en unas conversaciones con el primer ministro Wen Jiabao el miércoles, abriendo una oportunidad para presionar sobre temas económicos y cambiarios que han ensombrecido su visita al gigante asiático.

El primer viaje de Obama a China ha sido una mezcla de muestras de buena voluntad hacia su población y sus líderes y negociaciones a puerta cerrada concentradas en la amplia y cada vez más compleja relación entre ambas potencias.

El miércoles no fue distinto. Obama se reunió con Wen y posteriormente tenía programado visitar la Gran Muralla - símbolo de su herencia imperial para el pueblo chino -. Luego partirá hacia Corea del Sur.

La reunión con Wen, jefe del Gobierno chino, dio a Obama la posibilidad de sacar a relucir delicados temas económicos y diplomáticos a puerta cerrada. Pero en sus declaraciones ante periodistas, al menos, ambos líderes se mostraron optimistas.

“La confianza mutua nos ayudará a avanzar, mientras que los recelos nos harán retroceder”, dijo Wen.

Obama dejó en claro en su reunión del martes con el presidente, Hu Jintao, que desea cambios en la política cambiaria de China.

Muchos en Washington creen que Pekín mantiene infravalorado el yuan, que pone en desventaja a los fabricantes estadounidenses y distorsiona los flujos económicos globales.

Hu, que también lidera el Partido Comunista chino, evitó mencionar el yuan o el dólar en sus declaraciones ante la prensa.

Pero Wen, que tiene una mayor participación en los asuntos económicos diarios, podría haber estado más dispuesto a hablar con Obama sobre temas cambiarios y las quejas chinas sobre las reglas comerciales estadounidenses.

ESTABLECIENDO UNA DIRECCION

Responsables y expertos de ambas partes han enfatizado, no obstante, que la visita de Obama no producirá cambios inmediatos en la política.

“Habrá contratiempos e incluso conflictos entre China y Estados Unidos”, dijo la edición extranjera del diario oficial People’s Daily.

“Se requerirán los esfuerzos constantes de una o dos generaciones, tal vez varias, para llevar un progreso estable a las relaciones”, agregó.

El asunto cambiario ha provocado cruces polémicos de declaraciones en los últimos días entre responsables chinos y estadounidenses.

El ministro de Comercio de China rechazó el lunes las peticiones de apreciación del yuan, dando señales de la resistencia a un cambio en la controvertida política cambiaria.

La presión externa ha crecido sobre Pekín para que deje que el yuan se aprecie tras más de un año de estar casi congelado contra el dólar, y la última petición en ese sentido la formuló el lunes el jefe del Fondo Monetario Internacional.

Pero responsables chinos han rechazado las especulaciones sobre cualquier movimiento importante a corto plazo, y el Gobierno parece encaminado a mantener la divisa fuertemente controlada hasta mediados de 2010 para consolidar la recuperación económica del país.

Las conversaciones de Obama con líderes chinos también trataron los temas de Irán y Corea del Norte, ambos puntos de tensión nuclear y sobre los que Washington y Pekín dicen que quieren trabajar juntos pero a menudo están en desacuerdo sobre cuánta presión deben aplicar.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below