ACTUALIZA 2 - El senador Edward Kennedy muere a los 77 años

mercoledì 26 agosto 2009 10:03
 

Por Scott Malone

WASHINGTON, 26 ago (Reuters) - El senador Edward Kennedy, una figura clave del Partido Demócrata que asumió el liderazgo de una de las familias más importantes de la política de Estados Unidos tras el asesinato de sus dos hermanos mayores, ha muerto a los 77 años, informó el miércoles su familia.

"Edward M. Kennedy, el marido, padre, abuelo, hermano y tío que amamos tan profundamente, falleció el martes a última hora en Hyannis Port (Massachusetts)", dijo en un comunicado la familia Kennedy.

Kennedy, uno de los senadores más influyentes y que más tiempo ha estado en el cargo, además de defensor a ultranza de las ideas liberales, luchaba contra un tumor cerebral que le fue diagnosticado en mayo de 2008.

"Hemos perdido el centro irreemplazable de nuestra familia y la luz de dicha en nuestras vidas, pero la inspiración de su fe, optimismo y perseverancia vivirá para siempre en nuestros corazones", agregó el comunicado.

Su muerte marca el ocaso de una dinastía política, y representa un golpe para los demócratas en un momento en el que tratan de respaldar al presidente Barack Obama en su reforma del sistema sanitario del país. Kennedy había convertido la reforma sanitaria en su causa principal.

Conocido como "Teddy", fue hermano del presidente John Kennedy, asesinado en 1963; del senador Robert Kennedy, quien murió de un disparo durante su campaña por la designación presidencial demócrata de 1968; y de Joe Kennedy, piloto que murió en la Segunda Guerra Mundial.

Cuando llegó por primera vez al Senado en 1962, ocupando un escaño que había pertenecido a su hermano John, fue considerado un político de poco peso que debía su ascenso a su famoso apellido.

No obstante, durante sus casi 50 años en el Senado, Kennedy se convirtió en uno de los miembros más eficaces de la cámara en Washington, elaborando iniciativas mediante su trabajo con legisladores y presidentes de ambos partidos, proceso en el cual encontró aliados improbables.   Continua...