5 giugno 2009 / 17:51 / 8 anni fa

ACTUALIZA 2 - Brown cambia su Gobierno para calmar la crisis

(Actualiza con citas de Brown, detalles, reescribe)

LONDRES, 5 jun (Reuters) - El primer ministro británico, Gordon Brown, evitó el viernes el peligro inmediato de un colapso del Gobierno con un cambio de carteras que aseguró la lealtad de ministros clave.

Al mantener al ministro de Finanzas, Alistair Darling, parece haber evitado momentáneamente una rebelión abierta del Partido Laborista, pero su autoridad se ve muy perjudicada en un momento en el que el país está inmerso en su peor crisis en 60 años.

Tres ministros más dimitieron el viernes, lo que supone un total de seis en los últimos cuatro días.

Sin embargo, junto a Darling se quedaron el ministro de Asuntos Exteriores, David Miliband, y el de Empresas, Peter Mandelson, dos pesos pesados que refuerzan la posición de Brown.

“No vacilaré, no me iré, seguiré con el trabajo y terminaré el trabajo”, declaró el primer ministro en una rueda de prensa tras conocerse el cambio de gobierno.

Brown pareció abandonar su intención de reemplazar a Darling por un aliado cercano, Ed Balls. Darling ha sido alabado por sus esfuerzos para sacar a Reino Unido de la recesión.

Alan Johnson, que ha pasado del Ministerio de Sanidad a la importante cartera de Interior, estaba considerado un favorito para sustituir a Brown. Su designación parece asegurar la lealtad del hombre que más probablemente podría retarle.

Sin embargo, el primer ministro sigue afrontando una rebelión entre los diputados laboristas, algunos de los cuales han estado reuniendo firmas para que deje el cargo. Esto aumentaría la posibilidad de unas elecciones anticipadas en otoño, en lugar de la fecha esperada de mayo de 2010.

RESULTADOS ELECTORALES

A este quebradero de cabeza se suma el de las elecciones europeas y locales celebradas el jueves. Las proyecciones basadas en los resultados de las locales en Inglaterra muestran que los conservadores habrían obtenido un 38 por ciento de los votos a nivel nacional, frente al 28 por ciento de los liberales demócratas y el 23 por ciento de los laboristas.

Esto supondría una mayoría para los conservadores menor de la predicha por muchas encuestas recientes.

El resultado de las europeas no se conocerá hasta el domingo por la noche, al mismo tiempo que en los otros 27 estados miembros.

El cambio de gobierno del viernes, el segundo en ocho meses, podría ser la última oportunidad de Brown de reunir al partido en torno a él.

Además debería permitirle ganar algo de tiempo, aunque la presión se mantiene. Su marcha después de sólo dos años en el cargo aumentaría los llamamientos a que los laboristas adelanten las elecciones, previstas para junio del año que viene.

Los sondeos dan como claros favoritos a los conservadores, lo que supondría su regreso al poder por primera vez desde 1997.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below