Gestora de Merrill recomienda valores defensivos en 2009

mercoledì 21 gennaio 2009 15:05
 

MADRID, 21 ene (Reuters) - La gestora de patrimonio de Merrill Lynch considera que los sectores más atractivos para la inversión en renta variable en 2009 son los defensivos y en concreto el de salud, según indicó el miércoles Gary Dugan, director de Inversiones de Clientes Privados para Europa, Oriente Medio y África (EMEA) del banco estadounidense.

En un encuentro para presentar las perspectivas de la gestora en 2009, Dugan dijo que favorecían las "compañías grandes, con solidez de balance, es decir poco endeudadas o con un apalancamiento razonable".

En el contexto actual de incertidumbre por la crisis financiera y la mayor recesión desde los años treinta, Dugan destacó que Merrill Lynch apuesta por la "prudencia" y advierte de que "porque 2008 haya sido un año muy malo (en renta variable) no quiere decir que este año vaya a ser un año bueno".

Para que se produzca el ansiado rebote, Dugan consideró fundamental que se deshaga el elevado apalancamiento de las empresas y de los consumidores de los últimos diez o quince años, y cree que "los resultados empresariales podrían caer hasta un 60 por ciento con relación a sus picos", alcanzados a principios de este siglo.

"Podríamos decir que los precios ya reflejan un descenso del 40 por ciento (en los beneficios empresariales con respecto a sus niveles más altos), por lo que todavía queda margen a la baja", explicó.

Además, señaló que la sangría que se ha visto en las cotizaciones de los grupos financieros estos días es prueba "de que los bancos centrales no han solucionado todavía los problemas que afectan al sector financiero".

Por todo ello, en Merrill creen que "seguramente toquemos de nuevo los mínimos" alcanzados entre octubre y noviembre" y en cualquier caso recomiendan "invertir en las caídas" durante lo que queda de año.

En cuanto a los remedios para la crisis, Dugan insistió en que todavía no se han realizado los esfuerzos necesarios por parte de los gobiernos, con medidas fiscales, avales o inyecciones de liquidez.

En concreto, "los gobiernos pueden tener que tomar en consideración paquetes fiscales sustanciales por un valor de entre el 2 y el 5 por ciento del Producto Interio Bruto, que contribuyan a poner en marcha sus economías y mejoren la falta de confianza de los consumidores y las empresas".   Continua...