BAA pone en venta aeropuerto de Gatwick, se centra en Heathrow

mercoledì 17 settembre 2008 08:04
 

TORONTO, 17 sep (Reuters) - El gestor de aeropuertos británico BAA se ha adelantado seis meses a las autoridades de competencia británicas al anunciar el miércoles que inicia la venta del aeropuerto londinense de Gatwick en un intento de acabar con meses de incertidumbre.

"Hemos decidido iniciar el proceso de venta del aeropuerto de Gatwick de inmediato", dijo el consejero delegado de BAA, Colin Matthews.

Fuentes del sector explicaron que teniendo en cuenta los múltiplos de EBITDA que se manejan actualmente en operaciones de venta en el sector, la operación de venta - cuyo proceso será probablemente largo y deberá ser chequeado por Competencia- podría suponer entre 2.000 y 3.000 millones de libras esterlinas.

La decisión permitirá a BAA manejar con mayor tiempo y posibilidades una venta que casi con toda seguridad iba a ser decretada. El hipotético comprador deberá asumir unos compromisos de inversion de 1.000 millones de libras hasta el año 2012 en base a los cuales se fijaron las tarifas.

La gestora controlada por la española Ferrovial (FER.MC: Quotazione) responde así a la opinión de las autoridades de competencia británicas que recientemente manifestaron la conveniencia de que BAA vendiese tres de los aeropuertos que opera en el Reino Unido para garantizar el libre mercado.

La Comisión todavía tiene hasta marzo del año próximo para emitir el dictámen definitivo sobre este asunto, lo que en opinión de no pocos analistas había lastrado la cotización de Ferrovial al extenderse en el tiempo la incertidumbre.

"Gatwick ha sido durante mucho tiempo una importante y valiosa parte de BAA y la decisión de vender no se ha tomado a la ligera", dijo Matthews. "Creemos que los usuarios de los aeropuertos, los trabajadores y el negocio se beneficiarán lo antes posible de una resolución frente a la actual incertidumbre".

En contra de lo defendido por la autoridad de competencia, BAA argumenta que los aeropuertos en el Reino Unido, particularmente en Londres, sufren los efectos de una capacidad limitada y no de la falta de competencia.

La gestora aeroportuaria afirmó también el miércoles que mantiene inalterable su posición "en lo referente a los aeropuertos del sureste del Reino Unido y de Escocia. Con respecto a Stansted, creemos que un cambio de propietario interferiría en el proceso para la aprobación de una segunda pista, lo que constituye un elemento clave de la política de transporte aéreo del Gobierno".   Continua...