29 agosto 2011 / 18:45 / 6 anni fa

ACTUALIZA- Sacyr se une a Pemex para buscar mayor control Repsol

* La petrolera mexicana se compromete a incrementar su

su participación del 4,87 pct al 9,87 por ciento

* Ambas sociedades sindicarán su participación, que

alcanzará el 29,8 pct de la petrolera

* Sacyr y Pemex buscarán maximizar su control sobre la

petrolera, piden limitar poder del presidente

* Ambas sociedades quieren "mejorar" gestión actual, dicen

Repsol "no está valorada adecuadamente"

* Sacyr y Pemex se reservam derecho tanteo en caso venta

acciones

Por Andrés González

MADRID, 29 ago (Reuters) - El grupo Sacyr SVO.MC dio el lunes un paso hacia adelante en su estrategia en su principal inversión, la petrolera Repsol (REP.MC), con el anuncio de un acuerdo con Pemex mediante el cual ambas sociedades controlarían hasta un 29,8 por ciento de Repsol sindicando sus participaciones.

Actualmente Sacyr posee un 20 por ciento de Repsol y es el máximo accionista de la sociedad. Pemex --uno de los principales grupos petroleros del mundo-- posee un 4,88 por ciento de Repsol y se ha comprometido en el acuerdo con Sacyr a comprar en el mercado títulos por hasta un 5 por ciento adicional antes de un mes.

La constructora está en estos momentos en plenas negociaciones para la refinanciación precisamente del préstamo sindicado de cerca de 5.000 millones de euros que solicitó para adquirir la participación en Repsol.

De hecho, el propio acuerdo de sindicación incluye una cláusula específica que obliga a modificar el pacto en caso de que éste "contraviniese" acuerdos con entidades financieras.

En un comunicado conjunto, las dos empresas dijeron que entre sus aspiraciones figuran la de incrementar su peso en el consejo de la petrolera y separar la figura del presidente y del primer ejecutivo de la sociedad, un movimiento que restaría poder al actual equipo directivo.

"Sacyr y Pemex convienen en ejercer de manera sindicada los derechos de voto que les confiere su participación en Repsol. Para la toma de decisiones relevantes tendrán en consideración la estrategia y visión común que ambos tienen sobre la compañía", dijeron la constructora y la petrolera pública mexicana en una nota de prensa.

El presidente de Sacyr, Luis del Rivero, y los gestores de la petrolera, principalmente el presidente de la sociedad, Antonio Brufau, han mantenido enfrentamientos en el pasado por la gestión de la sociedad y el importe de los dividendos abonados por Repsol.

"Ambas compañías consideran que Repsol no está valorada adecuadamente. Por tanto, fomentarán la adopción por la compañía de medidas tendentes a que el mercado reconozca su verdadero potencial", dijeron ambas empresas en una nota.

Entre las medidas propuestas para la sociedad, mencionan "el fomento de la eficiencia en la gestión de Repsol y sus sociedades participadas", además de una "mejora de la coordinación y obtención de sinergias de las participaciones relevantes de Repsol".

Una de las sociedades participadas por Repsol es la gasista española Gas Natural (GAS.MC), donde posee cerca de un 30 por ciento del capital.

NOMBRAMIENTO DE NUEVOS CONSEJEROS

Ambas compañías consideran que su peso en el consejo de administración de Repsol deberá aumentar y, aunque no especifican cuantos consejeros propondrán, Sacyr se ha reservado el derecho a nombrar al primer vocal que los nuevos socios soliciten.

En el caso de que se nombrasen dos consejeros, ambas empresas nombrarían un nuevo representante. En caso de ser más de tres, las compañías se repartirían los nombramientos, aunque Sacyr siempre nombraría más vocales más que su socio.

Sacyr posee tres representantes en el consejo y el grupo Pemex un miembro. Además de estas dos sociedades, también cuenta con una representación significativa CaixaBank (CABK.MC), que posee una participación de casi el 13 por ciento en la petrolera.

Las dos compañías establecen en su acuerdo de sindicación un amplio abanico de supuestos para su resolución anticipada en caso de desacuerdos, del mismo modo que enumera las materias en las que ambas sociedades votarán de forma conjunta en las reuniones de Repsol.

El acuerdo, vigente durante los próximos diez años, establece además un periodo de "lock-up" de tres años, periodo durante el cual ninguna de las compañías podrá vender acciones de la petrolera salvo en determinados supuestos. Además, ambas sociedades tendrán derecho de tanteo en caso de venta de sus participaciones en Repsol.

Pemex y Sacyr dejaron claro en el comunicado que no tienen intención de superar el límite del 30 por ciento que marca la ley para lanzar una opa y que en el caso de superar este umbral por causas indirectas, llevarían a cabo las acciones nesesarias para evitar una oferta.

(Información de Andrés González, Editado por Jose Elías Rodríguez)

andres.gonzalez@thomsonreuters.com; +34 91 585 2179; Reuters Messaging: andres.gonzalez.thomsonreuters.com@reuters.net

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below