Proyecto Banco Base se rompe tras rechazo de Cajastur

mercoledì 30 marzo 2011 20:03
 

MADRID, 30 mar (Reuters) - Cajastur decidió el miércoles no aprobar la segregación e integración de sus activos en Banco Base y provocó la ruptura del Sistema Institucional de Protección (SIP) conformado también por Caja Cantabria, Caja Extremadura y la CAM (CAHM.MC: Quotazione).

"La Asamblea General de Caja de Ahorros de Asturias (...) ha adoptado la decisión de no autorizar la operación de segregación de su negocio financiero a favor de Banco Base", dijo la caja en una nota al regulador bursátil.

"En consecuencia, Caja de Ahorros de Asturias queda desvinculada a todos los efectos del Contrato de Integración de 27 de julio de 2010 y excluida del sistema institucional de protección (SIP) objeto del mismo", añadió.

La ruptura del proyecto deja en una situación delicada a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAHM.MC: Quotazione), que quedaría a expensas de ser parcialmente y temporalmente nacionalizada o de buscar otro socio contrarreloj para alcanzar los nuevos mínimos de solvencia que exige la legislación española.

En cualquier caso, la CAM tiene de plazo hasta el próximo 28 de abril para tener aprobado su plan de recapitalización que cuente previamente con el visto bueno del Banco de España.

La ruptura del proyecto de fusión se produce después de que el Banco Base realizara el lunes una solicitud de ayuda pública al FROB casi del doble de lo previsto según las necesidades de capital identificadas por el Banco de España para cumplir con un ratio de capital principal del 10 por ciento.

En el mercado y en la prensa se apuntaba a que esta alianza podía romperse por las elevadas necesidades de recapitalización del grupo --en gran parte debido al deterioro de los activos de CAM--, lo que minaba la credibilidad del proyecto y forzaría la entrada en su capital del Estado en un porcentaje tan elevado que hacía perder la capacidad de gestión y autonomía de las otras entidades integrantes del SIP.

El consejo del Banco Base pidió 2.784 millones de euros cuando el banco emisor había identificado necesidades de capital de 1.447 millones de euros para cumplir con un ratio de capital del 10 por ciento [ID:nLDE7292CR].

El mercado ha especulado en días pasados que Banco Base había pedido el doble de la cantidad esperada debido a unas pérdidas crediticias en la caja alicantina muy superior a lo previsto inicialmente.

(Información de Jesús Aguado; Editado por Tomás González)