17 gennaio 2011 / 14:21 / 7 anni fa

BBK desvela que CajaSur tuvo pérdidas de 1.100 mls euros en 2010

* BBK dice esfuerzo de saneamiento en CajaSur permitirá a

BBK Bank entrar en beneficios en 2011

* BBK, dispuesta a participar en proceso consolidación

* Presidente de BBK ve inevitable cajas se acerquen a modelo

de negocio de bancos

Por Jesús Aguado

CÓRDOBA, 17 ene (Reuters) - El presidente de BBK, Mario Fernández, reconoció el lunes que la antigua CajaSur, adjudicada el año pasado a la caja vasca tras su intervención en mayo pasado, cerró 2010 con unas pérdidas de unos 1.100 millones de euros, debido fundamentalmente al deterioro de activos inmobiliarios.

Hasta ahora, diversos medios estimaban las pérdidas de la antigua Cajasur, ahora integrada en el grupo financiero vasco como BBK Bank, en unos 950 millones de euros.

No obstante, el presidente de BBK se manifestó optimista en poder dar la vuelta a la situación de la caja cordobesa y situarla en beneficios en 2011 debido al riguroso proceso de saneamiento que había realizado la entidad vasca en un momento en el que las cajas están haciendo un ejercicio de transparencia para reconocer sus pérdidas en el negocio constructor e inmobiliario.

"Hay que tener cuenta en cuenta que la compra de CajaSur fue una cesión de activos y pasivos del negocio de la entidad andaluza a BBK y en un breve espacio de tiempo hemos hecho una practicado un modelo de gestión distinta, practicando criterios profesionales y métodos reales de valoración (de activos)", dijo Fernández en la presentación forma de la entidad en Córdoba.

La antigua CajaSur, controlada por la Iglesia católica, fue intervenida el pasado 22 de mayo por el Banco de España por su elevado exposición al crédito inmobiliario y unas elevadas tasas de morosidad.

BBK, que contó en la adjudicación de CajaSur con un esquema de protección de activos por valor de 392 millones de euros para afrontar el deterioro de valor, cerró 2010 con un tasa de morosidad del 2,59 por ciento.

Directos del banco consideraron que en los próximos dos años la mora no registraría incrementos en términos absolutos gracias, sobre todo, a una política activa de recuperación de créditos dudosos.

Fernández explicó que esta misma política de reconomiento de pérdida de valor de activos inmobiliarios iba a permitir que las cuentas de 2011 de CajaSur o BBK Bank -- como se denomina tras la aportación de unos 800 millones de euros de capital de BBK -- registrara beneficios en 2011 y convertirse en una de las entidades de referencia en Andalucía.

"Las cuentas de 2011 ya no estarán lastradas por el daño de deterioro de activos inmobiliarios y por eso prevemos beneficios en 2011", explicó Fernández, que no quiso dar detalles pormenorizados de la exposición de la antigua CajaSur al crédito inmobiliario.

Además, el presidente de BBK estimó para BBK Bank unos beneficios en el entorno de los 80 millones de euros en un plazo de tres años y del orden de unos 90 ó 100 millones de euros anuales de forma recurrente a partir de 2015 para consolidarse dentro de un perímetro de unos 500 millones de euros en todo el Grupo BBK.

Fernández se mostró además abierto a que BBK pudiera participar en sucesivos procesos de consolidación en el sistema financiero español para ganar masa crítica y poder participar de una forma más eficiente en los mercados financieros, siempre y cuando no se dañaran los ratios de solvencia de la caja.

"Sería estúpido que no contemplemos a las cajas vascas, pero ahora las condiciones no se dan. Queremos tener la certeza de que la operación (de fusión) termine en éxito y entonces lo analizaremos", dijo Fernández, preguntado por posibles nuevas proceso de fusión con Kutxa y Caja Vital.

A cierre de 2010, BBK y CajaSur cerraron con un core capital conjunto del 8,9 por ciento y prevén concluir 2011 con un capital básico de máximo calidad del 9,8 por ciento.

SOLIDEZ SISTEMA FINANCIERO ESPAÑOL

A pesar de reconocer que el deterioro de la actividad económica había afectado a la caída del negocio bancario, el presidente de BBK consideró que el sistema financiero español era en la actualidad más sólido que el de algunos países del entorno de la Unión Europea.

"El sistema financiero español está mal tratado (...) porque nadie ha tenido un supervisor como el Banco de España", explicó Fernández en referencia a los colchones de provisiones anticíclicas a las que ha obligado el banco emisor.

No obstante, el presidente de BBK reconoció que el aumento de tamaño para las cajas y su acercamiento a un modelo de negocio más cercano a los bancos era imparable si se quería recuperar la credibilidad de los inversores internacionales.

"Es bien cierto que hemos estado dos años y medio de fiesta y no sabemos cuándo va a terminar la crisis o si va empeorar", manifestó, aunque no quiso dar estimaciones sobre eventuales necesidades de capital de las cajas de ahorros españolas.

Información de Jesús Aguado, Editado por Robert Hetz

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below