Diferencial bonos españoles vuelve a subir por temores banca

lunedì 22 novembre 2010 16:59
 

MADRID, 22 nov (Reuters) - Los mercados encarecían e lunes la prima de riesgo de España al cristalizar ciertos temores sobre el sector bancario doméstico que cuenta con una fuerte carga de activos inmobiliarios en sus balances.

"En el caso de España, algunos piensan que puede ser el siguiente país en el objetivo del mercado", dijo Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.

"El mercado cree que los problemas del sistema bancario español, sobre todo de las Cajas de Ahorros, están sin resolver", añadió López.

Sólo unas pocas horas depués de que Irlanda hiciera oficial la solicitud de una ayuda a la Unión Europea para reestructurar su débil sistema bancario, operadores vuelven sus ojos a España, donde se considera que sus cuentas públicas van en la buena dirección, pero donde el derrumbe del sector de la construcción genera dudas sobre la solvencia de una parte del sistema financiero doméstico, que en el pasado mes de julio superó, con buena nota, unas duras pruebas de resistencia.

A las 1635 horas, el diferencial de los bonos españoles y alemanes con referencia a 10 años cotizaban en los 211 puntos básicos frente a los 202 pb de la mañana y del cierre del pasado viernes. ES10YT=RR

La bolsa española se desplomaba un 2,6 por ciento, con los bancos en cabeza de los descensos. Santander (SAN.MC: Quotazione), BBVA (BBVA.MC: Quotazione), Bankinter (BKT.MC: Quotazione) y Sabadell (SABE.MC: Quotazione) caían más de un cuatro por ciento.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurriera en la anterior crisis de la pasada primavera, había consenso entre analistas en el sentido de que las cuentas públicas españolas van en la buena dirección.

"En este momento, la solvencia del Estado español no está en duda. Las medidas adoptadas por el Gobierno para reducir su déficit, no son cuestionadas por los mercados", dijo un analista.

El Gobierno español, que está convencido de que este año reducirá su déficit fiscal en línea con el previsto 9,3 por ciento, también se ha comprometido con Bruselas en reducirlo hasta el 6,0 por ciento en 2011 y hasta el 3,0 por ciento en 2013 desde el 11,1 por ciento de 2009.   Continua...