BREAKINGVIEWS- La defensa de Hochtief frente ACS parece endeble

lunedì 20 settembre 2010 17:50
 

-- El autor es columnista de Reuters. Las opiniones expresadas son suyas propias --

Por Fiona Maharg Bravo

MADRID, 20 sep (Reuters Breakingviews) - No hay nada como una oferta hostil para agitar una compañía y que entre en acción. Pero no está nada claro qué es lo que podrá hacer Hochtief (HOTG.DE: Quotazione) para defenderse de la opa de su mayor accionista, la constructora española ACS (ACS.MC: Quotazione).

ACS no es demasiado ambicioso. Quiere asegurarse sólo el 50 por ciento del capital, logrando control efectivo. La defensa de Hochtief es complicada debido a que ACS ya posee el 29,9 por ciento del grupo. Y podría perfectamente haber adquirido opciones para incrementar su participación.

Teóricamente, Hochtief podría intentar diluir la participación de ACS, mediante una ampliación de capital para financiar una eventual adquisición. Pero encontrar un objetivo adecuado para gastarse el dinero lleva tiempo. Y el tiro podría salirle por la culata si ACS aprovechase para comprar los derechos de otros accionistas.

Y, además, sus accionistas podrían no estár entusiasmados viendo a Hochtief realizando dicha compra, dado el fuerte descuento al que cotiza la empresa alemana frente al consenso de los analistas. El valor de mercado de la participación del 55 por ciento en la australiana Leighton LEI.AX es casi igual a la capitalización de Hochtief.

Buscar un acaudalado caballero blanco tampoco será fácil. Cualquier interesado tendría que ofrecer una jugosa prima sobre la cotización actual para seducir a los accionistas -- quizá incluido ACS -- a vender. Para controlar Hochtief, un accionista debería tener al menos el 75 por ciento de los derechos de voto. Mientras ACS siga en Hochtief, parece imposible. Claro que siempre existe la posibilidad de que la alemana dé entrada en su capital a un inversor amigo, aunque en dicho caso la presencia de ACS siempre sería incómoda.

Algunos proyectos de concesiones de Hochtief tienen cláusula de cambio de control, pero parece difícil que eso sea algo que vaya a frenar las intenciones de ACS. Quizás la mejor apuesta de Hochtief sería elevar a marchas forzadas su valor en bolsa. Esto aunque no impediría, si pondría dificultades a ACS en su apuesta, haciéndole más caro a ACS comprar acciones en el mercado -- algo que la empresa española podrá hacer pronto -- dada la permisiva ley alemana.

(Editado por Chris Huges y David Evans)