Coste asegurar deuda Portugal, Grecia y España sube a máximos

mercoledì 28 aprile 2010 10:47
 

LONDRES, 28 abr (Reuters) - El futuro de los bonos de referencia a junio de la eurozona tocó máximos y la prima que los inversores pedían para comprar deuda de España, Portugal y Grecia se situaba en niveles récords el miércoles mientras los inversores demandaban los bonos alemanes al considerarlos más seguros.

El coste de asegurar deuda griega se elevó a niveles récord con los credit default swaps (CDS) implicando unas posibilidades de 50/50 de que el endeudado país pudiera entrar en 'default' en los próximos cinco años, según datos de CMA DataVision.

El bono a junio FGBLM0 tocaba el nivel de 125,35 mientras aumentaba el nervisismo entre los inversores sobre que los planes del FMI y la UE para ayudar a Grecia pudieran ser inadecuados para resolver la crisis de Atenas y las preocupaciones por el riesgo de la deuda se ampliaban a otros países como Portugal.

Estas preocupaciones se vieron alentadas por la rebaja de la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's a 'basura' de Grecia y después de que la agencia colocase a Portugal cuatro notas por encima de ese estado el martes.

La prima para los bonos a 10 años de Grecia sobre el de referencia alemán se situó en 942 puntos básicos -- su nivel más alto desde 1996 -- desde los 690 puntos básicos de cierre del martes. GR10YT=TWEBDE10YT=TWEB

El diferencial del bono griego a dos años GR2YT=TWEB tocó brevemente más del 28 por ciento en la cotización indicativa, cerca de seis veces el nivel al que la UE planea prestarle a Grecia.

Los CDS de la deuda del gobierno griego subió a 865,4 puntos básicos desde los 823,8 puntos básicos del cierre de Nueva York.

El CDS de Portugal a cinco años estaba en niveles récord de 408,3 puntos básicos en comparación con los 385,9 puntos básicos en el cierre de Nueva York el martes.

El diferencial del bono español con el 'bund' a 10 años se situó en 132 puntos básicos frente a los 109 puntos básicos de cierre del martes.

(Información de George Matlock y Kirsten Dononvan, Traducido por Andrés González)