ACTUALIZA-Zapatero bajará déficit, no se inclinará ante mercados

venerdì 19 febbraio 2010 20:31
 

(añade detalles)

LONDRES, 19 feb (Reuters) - España y otros países con elevada deuda recortarán sus déficit presupuestarios con toda la agresividad que sea posible pero sin dañar el crecimiento económico, dijo el viernes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Sin embargo, el presidente español dijo que el ritmo de consolidación fiscal no estaría dictado por unos mercados financieros responsables de la crisis crediticia.

"Por supuesto, vamos a reducir los déficit pero no por el interés de unos pocos fondos. No vamos a caer en la trampa de las ideas de aquellos que crearon la crisis financiera", dijo Zapatero en una conferencia en Londres.

"Vamos a reducir el déficit con la máxima austeridad posible", dijo.

Los datos publicados este miércoles confirmaron que España es la única de las grandes economías europeas que todavía se encuentra en recesión. El mismo día Zapatero dijo ante el pleno del Congreso que va a crear una comisión encabezada por la ministra de Economía, Elena Salgado, para emprender un diálogo con otros grupos e impulsar reformas sobre empleo y gasto público.

La economía española se contrajo un 0,1 por ciento en el cuarto trimestre de 2009, mientras el paro se ha situado cerca del 19 por ciento y el déficit público se situó en el 11,4 por ciento del PIB de 2009.

Zapatero también defendió al gobierno griego, que está luchando por contener una crisis de deuda que ha generado temor en los mercados al contagio de sus problemas a otros países de la zona euro como España y Portugal.

"La gran mayoría (en Grecia) no es responsable de lo que ha pasado y mucho menos el gobierno de Papandreou, que merece confianza por los pasos que ha dado y la credibilidad que ha mostrado", dijo.

En otra conferencia de prensa con el primer ministro británico Gordon Brown, Zapatero defendió la solvencia española y destacó que la deuda nacional es un 20 por ciento inferior a la media europea, con un coste de la deuda del 2 por ciento del PIB, frente al 3 por ciento en la Unión Europea.

(Información de Estelle Shirbon y Matt Falloon; traducido por Clara Vilar y Tomás González)