9 febbraio 2010 / 18:56 / 8 anni fa

ANÁLISIS- Contagio Grecia a este Europa sólo sería a corto plazo

* Actuales ventas a corto plazo son debidas a turbulencia en

Sur de Europa

* Analistas dicen planes de convergencia de medio a largo

plazo parecen seguros

* Menores cargas de deuda y convergencia con euro

consideradas positivamente

* Invesores estudian relación entre Bruselas y periferia UE

Por Michael Winfrey

PRAGA, 9 feb (Reuters) - Las preocupaciones por las finanzas públicas de la zona euro han asustado a los inversores en el emergente este de Europa, llevándoles a abandonar las apuestas a corto plazo sobre sus divisas, pero pocos esperan una repetición de las ventas masivas que marcaron el punto álgido de la crisis el pasado año.

Fue esta estampida, que borró un tercio del zloty polaco y causó un repunte de los rendimientos de deuda fuera de la zona euro, lo que ha dado al mercado un mejor conocimiento de los riesgos de la región y una razón para no precipitarse hacia la salida.

Las redes de seguridad lanzadas por las entidades internacionales de crédito, unos importes de deuda más manejables, una expectativas de crecimiento superior al de la zona euro y una obligación para entrar en la zona euro significan que la mayor parte de los inversores a largo plazo no han tirado la toalla.

Estos factores no han evitado las caídas en estas divisas, que también han estado afectadas por unos débiles datos de empleo en Estados Unidos, unos decepcionantes datos de producción fuera de la zona euro y otras señales de que la recuperación económica global puede estar perdiendo gas.

Pero los mayores movimientos experimentados la pasada semana fueron principalmente debidos al cierre de posiciones cortas y los observadores del mercado dicen que la historia de fondo, es decir la convergencia con el Occidente europeo -- la apuesta donde se encuentran muchas carteras de inversión--, no se ha desviado de su rumbo.

"Hasta ahora hemos tenido el sabor inicial de la reducción de posiciones, con unos movimientos que han sido de naturaleza más especulativa y a corto plazo. Eso no es un cambio real de dinero", dijo Koon Chow, analista de Barclays.

"La pregunta es si los riesgos en el sur (en Grecia, etc) tienen el riesgo potencial de hacer que los inversores se paren a pensar y cambien su visión. Diría que a largo plazo, no".

NERVIOSISMO A CORTO PLAZO

Una medida del riesgo relativo en la región es que ahora cuesta menos a los inversores asegurar el impago de deuda en Hungría -- rescatada por el FMI en 2008 -- de lo que lo que cuesta en Grecia.

Con unos tipos de referencia del 8,5 por ciento, el rendimiento del bono húngaro a 10 años todavía son un poco superiores que los de Grecia, pero Polonia y la República Checa toman prestado a tasas mucho más baratas, reflejando la relativa credibilidad de sus finanzas públicas.

Mientras los diferenciales de Grecia frente al bono alemán han saltado casi 140 puntos básicos a casi 350 desde el 11 de enero, los polacos lo han hecho sólo 23 puntos a 275. Los de Portugal se han doblado con creces hasta alcanzar a 155 puntos, frente a los 133 de los checos.

Estas diferencias se basan en gran medida en las distintas cantidades de deuda, según datos compilados por el broker Cheuvreux, la deuda externa total de Portugal es de alrededor de un 210 por ciento del PIB.

Incluso Grecia (149 por ciento) y España (140 por ciento) sobrepasan al pero de los recién llegados, Hungría, cuya deuda asciende a un 138 por ciento de su economía anual, mientras que Polonia y República Checa tienen cargas más cercanas al 40-50.

"Los menores ratios de deuda pública/PIB y deuda externa en la Europa emergente frente a la periferia de la zona euro son un factor que apoya todas las clases de activos en la región, con Polonia, República Checa, Rusia y Turquía en las mejores posiciones", dijo el economista de Cheuvreux Simón Quijano.

Sin embargo, eso no ha impedido que las divisas de la región quedasen afectadas la semana pasada mientras crecía el nerviosismo de la zona euro.

El florín húngaro y el leu rumano han caído alrededor de un 0,7 y un 0,9 por ciento desde el 2 de febrero. La divisa peor parada de la región en la crisis del año pasado, el zloty, subió en enero, pero ha bajado un 2,8 por ciento desde el inicio de este mes.

Peter Montalto, economista de Nomura, dijo que es previsible que el nerviosismo respecto al sur de Europa genere un "leve bache de riesgo" para las próximas semanas.

No obstante, añadió: "No hay cambios fundamentales en los tipos de decisiones de inversión a largo plazo para Europa del este... Si se tiene en cuenta lo que pasó el año pasado, es una situación diferente". ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^ para un gráfico sobre precios de CDS: here para un gráfico sobre bonos: here

RIESGOS DE LA ZONA EURO

Otra ventaja es que a todos los países que se han unido a la UE desde su expansión en 2004 se les ha requerido adoptar el euro.

Este proceso precisará recortar los déficit presupuestarios a un 3 por ciento del PIB de antemano y contener la deuda pública.

También da a Bruselas más apalancamiento sobre los aspirantes a la divisa única que de lo que tiene con los actuales miembros de la eurozona.

Los observadores del mercado dicen que, aunque la crisis económica y las reformas han retrasado la entrada en el euro -- ahora no se espera ninguna entrada nueva en la UE excepto Estonia antes de alrededor de 2015 -- no cree que la presión de la crisis griega sobre la zona euro pueda torpedear su posible expansión.

"Estamos argumentando de manera convincente que la situación griega no afecta a la convergencia", dijo Montalto de Nomura.

Un riesgo que lo eclipsa todo es, sin embargo, que una combinación de elecciones políticas y movimientos de mercado pueda agrandar el problema de Atenas, Lisboa u otros Gobiernos y dé lugar a una crisis más amplia para el euro, extendiendo el temor a los activos de riesgo.

"Aún tendremos algún aumento de la volatilidad, y la volatilidad no es normalmente algo positivo para los activos de riesgo y las divisas de alto rendimiento", dijo Murat Toprak, estratega de mercados emergentes de Societe Generale en Londres.

"Más allá de eso, va a crear muchas oportunidades de compra. Nos mantenemos cautos a corto plazo pero optimistas a medio plazo".

Editado por Patrick Graham, traducido por Rodrigo de Miguel michael.winfrey@reuters.com ; +420 224 190 472; Reuters Messaging: michael.winfrey.reuters.com@reuters.net

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below