Alfredo Sáenz, actual CEO Santander, condenado por caso Banesto

lunedì 28 dicembre 2009 18:54
 

MADRID, 28 dic (Reuters) - La Audiencia de Barcelona ha condenado al ex presidente de Banesto BTO.MC y actual consejero delegado del Santander (SAN.MC: Quotazione), Alfredo Sáenz, a seis meses de prisión y un día por un delito continuado de acusación y denuncia falsa contra unos deudores de la entidad.

Banesto dijo el lunes a través de un comunicado que "interpondrá (ante el Tribunal Supremo) recurso de casación contra la sentencia, que no es firme", y recordó que la Audiencia de Barcelona ya sobreseyó esta causa.

Según la sentencia a la que tuvo acceso Reuters, los hechos se remontan a 1994, cuando Sáenz, entonces presidente de Banesto; Miguel Ángel Calama, ex director regional de Banesto en Cataluña y Baleares, y Rafael Jiménez de Parga, letrado externo del banco, interpusieron una denuncia contra los accionistas del Grupo Harry Walker, Pedro Olabarría, Luis Fernando y José Ignacio Romero García y Modesto González por el impago de una deuda al banco de 600 millones de las antiguas pesetas, unos 3,6 millones de euros.

La Audiencia de Barcelona ha impuesto además por estos hechos a Sáenz una multa de tres meses a razón de una cuota diaria de 300 euros, que se limita a 200 para los otros dos condenados -- también a seis meses y un día -- a Calama y Jiménez de Parga.

Una portavoz de la Audiencia Provincial de Barcelona dijo que la sentencia no obliga a ninguno de los condenados a ingresar en prisión debido a que se trata de una condena inferior a dos años, a que no es una sentencia firme y a que no tenían antecedentes penales.

En la sentencia, la sección tercera de la Audiencia de Barcelona absuelve al cuarto acusado, Miguel Ángel Merodio, otrora ex consejero director general del área comercial de Banesto, de todos los delitos que le fueron imputados por el Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares.

El tribunal exculpa a los tres ex directivos de un delito de estafa procesal, en grado de tentativa, al considerar que con su denuncia falsa no consiguieron que el juez actuara como ellos pretendían en contra de los falsamente denunciados, ya que la querella fue sobreseída libremente por un auto del Juzgado de Instrucción el 9 de enero de 1995, confirmado por la Audiencia.

El fallo añade, no obstante, que los tres directivos condenados deberán indemnizar a uno de los perjudicados con 100.000 euros en concepto de responsabilidad civil con el objetivo de reparar los daños y perjuicios causados por su "injusto ingreso en prisión por una prevaricadora actuación judicial".

La sentencia se conoce justo cuando se cumplen 16 años de la intervencia de Banesto por parte del Banco de España.

(Información de Jesús Aguado, Editado por Andrés González)