Polémica en Italia al poner los datos fiscales en Internet

mercoledì 30 aprile 2008 18:37
 

ROMA, 30 abr (Reuters) - Los italianos se sorprendieron el miércoles, y en algunos casos se enfadaron, al descubrir que sus datos fiscales estaban disponibles públicamente en una página web.

Como parte de una operación contra la evasión fiscal, el Gobierno saliente de centroizquierda ha hecho públicas las declaraciones de la renta de 2005 de todos los contribuyentes italianos en la página de la Agencia de los Ingresos, una decisión que han atacado asociaciones de consumidores y algunos políticos.

Sin embargo, el miércoles era casi imposible acceder a la web, www.agenziaentrate.gov.it, algo que los medios atribuían al exceso de tráfico mientras los italianos, curiosos, intentaban ver que gana su vecino o el famoso de turno.

"Es una clara violación de la ley de la privacidad", dijo la asociación de consumidores ADOC. "Un peligro para el aumento de la criminalidad y la violencia, ya que los datos son una fuente irresistible para los criminales".

ADOC dijo que el hecho de que los formularios para las declaraciones no incluyan una petición para que se publiquen los datos supone que su aparición en Internet es claramente ilegal.

La evasión fiscal es muy frecuente en Italia, y tanto el primer ministro entrante, Silvio Berlusconi, como el actual, Romano Prodi, prometieron que actuar contra los tramposos ayudaría a luchar contra el déficit presupuestario.

Pero muchos italianos se han sentido molestos por la actuación del Gobierno de Prodi, y el propio Berlusconi dijo durante las elecciones que acabaría con "el ambiente de amenaza y terror".

El ministro de impuestos del centroizquierda, Vincenzo Visco, calificado de "Drácula" por sus detractores, dijo que la página web iba a comenzar en enero, pero que se retrasó hasta ahora para evitar la polémica durante la campaña para las elecciones del 13 y 14 de abril.

"Se trata de transparencia y democracia. No veo qué problema hay", dijo en la web del diario Corriere della Sera.   Continua...