Bankia sufre mayor caída Ibex-35 por efecto dilutivo ampliación

lunedì 13 febbraio 2012 13:37
 

MADRID, 13 feb (Reuters) - Bankia sufría el lunes las mayores caídas del Ibex-35 tras anunciar su matriz BFA un canje de deuda por capital que se instrumenta a través de una ampliación de hasta el 26 por ciento del capital social de Bankia y que conllevará un efecto dilutivo sobre su beneficio por acción.

"Esperamos que la operación tenga un efecto dilutivo del 17 por ciento sobre el beneficio por acción de Bankia teniendo en cuenta una aceptación del cien por cien en la operación de canje", dijo BPI en una nota de análisis.

En el mercado, los títulos de Bankia se depreciaban a las 13.20 hora local un 2,18 por ciento a 3,448 euros, mientras que el Ibex-35 sumaba un 0,3 por ciento.

"La mayor caída de Bankia con respecto a otras entidades guarda relación directa con el efecto dilutivo", aseguró una operadora.

En el actual marco de recapitalización de los bancos en Europa, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, anunció el viernes un programa de recompra de preferentes y deuda subordinada por hasta 1.277 millones de euros, ofreciendo acciones de la cotizada Bankia a los inversores que acepten la propuesta.

Para atender la operación --que se realiza con el objetivo de reforzar su solvencia de cara a cumplir las exigencias regulatorias-- y en función del nivel de aceptación de la recompra, Bankia emitirá hasta un máximo de 454 millones de acciones ordinarias.

Eso supondría un 26,2 por ciento del capital actual de Bankia, con lo que la participación de Banco Financiero y de Ahorros (BFA) en Bankia caerá por debajo del 50 por ciento, por su efecto dilutivo.

No obstante, el importe final del aumento de capital dependerá del volumen de aceptaciones de la oferta y del precio de emisión de las nuevas acciones.

El propio presidente de BFA-Bankia, Rodrigo Rato, reconoció el viernes pasado durante la presentación de resultados el efecto dilutivo que podría tener esta operación para los accionistas si bien la consideró inevitable y necesaria en el marco del proceso de refuerzo de solvencia de los bancos en Europa.

En el mercado, los dos principales bancos españoles cotizaban con ganancias, mientras que Sabadell, Bankinter y Popular retrocedían entre un 1,2 por ciento y un 0,2 por ciento en un sector pendiente de los planes de reestructuración. (Información de Jesús Aguado; editado por Robert Hetz)