Colonial no abre en bolsa por fuerte presión papel

giovedì 20 marzo 2008 09:08
 

MADRID, 20 mar (Reuters) - La fuerte presión vendedora impidió la apertura en bolsa de la inmobiliaria Colonial (COL.MC: Quotazione) tras fracasar anoche la venta parcial de la inmobiliaria endeudada al fondo árabe Investment Corporation of Dubai (ICD).

A las 0905 horas, había más de 3,5 millones de acciones en venta frente a una posición compradora de 200.000 títulos a un precio indiciato de 0,95 euros.

"Valoramos negativamente la noticia y no descartamos fuertes correcciones en la cotización de las acciones de Colonial", dijo Banesto en su informe matinal.

Las acciones de Colonial habían cerrado el miércoles a 1,02 euros.

ICD señaló anoche que no se han cumplido las condiciones establecidas en el precontrato de compraventa.

El fondo dejó abierta la puerta a nuevas negociaciones con la inmobiliaria y con sus acreedores, pero los accionistas de referencia de Colonial, Luis Portillo y la familia Nozaleda, fueron mucho más pesimistas al afirmar que no existen expectativas de que el fondo árabe alcance un acuerdo satisfactorio con los bancos acreedores de la inmobiliaria.

"Los accionistas continúan analizando otras alternativas que puedan conducir a la obtención de soluciones satisfactorias", dijeron Portillo y la familia Nozaleda, titulares de una elevada deuda con acciones en garantía y de un porcentaje significativo del capital de la empresa.

ICD se había dado de plazo hasta medianoche del miércoles para afinar los términos de un acuerdo de compra con los bancos acreedores de la inmobiliaria y de sus principales accionistas.

Tres grupos de acreedores han sido los actores principales en las conversaciones: Los que financiaron la compra de acciones de Luis Portillo y la familia Nozaleda (fundamentalmente entidades españolas), los cuatro bancos extranjeros que firmaron un crédito sindicado de 7.200 millones de euros con la inmobiliaria (Goldman Sachs (GS.N: Quotazione), Eurohypo EHYG.DE, Calyon y Royal Bank of Scotland (RBS.L: Quotazione)) y los acreedores de la inmobiliaria que incluyen a bancos y cajas de ahorro españolas.

La propuesta que negociaba el fondo árabe se basaba en una oferta de 1,19 euros por acción exclusivamente por el negocio patrimonial de Colonial, lo que llevaría a una escisión de la compañía dejando en manos de los accionistas actuales el negocio promotor y de suelo y también una parte de la deuda.

(Reporting por Robert Hetz; Editado por Jesús Aguado)