Ministros del G-8 piden acciones por el precio de los alimentos

domenica 6 aprile 2008 15:05
 

Por Yoko Nishikawa

TOKIO, 6 abr (Reuters) - Los ministros de Desarrollo de las naciones más ricas del mundo apoyaron el domingo un llamamiento para adoptar acciones que reduzcan los disparados precios de los alimentos, que dicen que dañan a las

naciones en desarrollo al igual que los esfuerzos de los donantes por ayudarles.

Los ministros del Grupo de los Ocho naciones industrializadas (G-8) indicaron que tenía que reforzarse la ayuda al desarrollo e incrementarse la asociación entre los donantes tradicionales y los nuevos, como los países emergentes asiáticos.

Pero el aumento de los precios de los alimentos, que no estaban en la agenda oficial de la reunión y por eso en parte no entraron en el comunicado de la reunión, se convirtió en un tema central en el segundo día de un encuentro en Tokio.

"Los máximos en los precios de los alimentos causan serios problemas para el desarrollo en su conjunto, especialmente para África, y compartimos el punto de vista de que es algo que la comunidad internacional tiene que abordar", dijo el ministro de Exteriores japonés, Masahiko Komura, que presidió la reunión, en una rueda de prensa conjunta de los ministros del G-8.

"El problema de la comida afectará directamente a la vida de los pobres. Hemos alcanzado una determinación común y es que necesitamos adoptar los pasos necesarios", añadió, sin entrar en detalles.

Este mes, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, pidió una respuesta mundial coordinada para lidiar con el alza de los precios que está acentuando los desabastecimientos, el hambre y la malnutrición alrededor del planeta.

Las condiciones climatológicas en los países productores y un boom en la demanda en los países de rápido crecimiento han impulsado los precios de los alimentos básicos un 80 por ciento desde 2005. El mes pasado, los precios del arroz alcanzaron un máximo de 19 años, los de la harina rozan un récord de 28 años y casi duplica su precio medio de los últimos 25 años, añadió Zoellick.

El galo Alain Joyandet, secretario de Estado de Cooperación y países de habla francesa, dijo en la rueda de prensa que Francia estaba preocupada por el coste de la comida, que dijo que podría afectar a los programas de ayuda de los donantes.

(Traducción de Emma Pinedo)