23 gennaio 2008 / 10:14 / 10 anni fa

La huelga de guionistas amenaza los Oscar

Por Steve Gorman

LOS ÁNGELES, EEUU, 23 ene (Reuters) - En los ochenta años que han pasado desde que se entregaron los Oscar por primera vez, ha hecho falta una guerra, una inundación o un asesinato para alterar de forma drástica o retrasar la gala de entrega de los premios más importantes de la industria.

Ahora, Hollywood está mordiéndose las uñas ante la posibilidad de que la huelga de guionistas contra los grandes estudios, que ya dura 11 semanas, pueda o deba ser suficiente para posponer la ceremonia de este año.

Más de una semana después de que la huelga de guionistas despojase a los Globos de Oro de su alfombra roja, reduciendo la gala a una rueda de prensa de media hora, los organizadores de los Oscar insistieron el martes en que su espectáculo se desarrollaría como estaba previsto, el 24 de febrero.

“Habrá espectáculo, y vamos a darles a esos increíbles artistas lo que se merecen”, afirmó en Beverly Hills Sid Ganis, presidente de la Academia, poco antes de que se anunciaran las nominaciones para la próxima edición.

El Sindicato de Guionistas de Estados Unidos (WGA, en sus siglas en inglés) ha amenazado con organizar piquetes frente a la gala a menos que se resuelva la huelga, iniciada el 5 de noviembre contra los grandes estudios de cine y televisión.

Su sindicato hermano, el Sindicato de Artistas de Cine y Televisión (SAG, en sus siglas en inglés) ha anunciado que sus miembros se quedarían en casa antes que cruzar los piquetes para asistir a los Oscar.

Fue una amenaza de boicot semejante la que hizo descarrilar la emisión de los Globos de Oro el 13 de enero, y obligó a los patrocinadores de los premios People’s Choice a anunciar los ganadores en un programa hecho con cortes de vídeos grabados con antelación.

Sin embargo, las perspectivas de los Oscar mejoraron el martes con dos anuncios del WGA, que ha decidido no hacer piquetes frente a la gala de los Grammy y volver a reunirse con los estudios, después de que las conversaciones se interrumpieran el pasado 7 de diciembre.

Los Oscar sólo se han aplazado en tres ocasiones: en 1938 debido a las inundaciones, en 1968 por el asesinato del líder de derechos civiles Martin Luther King, y en 1981 por el atentado contra el presidente Ronald Reagan.

En 2003, los organizadores continuaron con el espectáculo sólo unos días después de que Estados Unidos iniciase la invasión de Irak, aunque no hubo alfombra roja y se redujo el lujo de la ceremonia de acuerdo con el ambiente más sombrío del momento.

Traducción de Cristina Fuentes-Cantillana

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below